Un jugador croata remata el balón. / REUTERS

Análisis

Croacia: Raza a cuadros rojos y blancos

  • croacia

  • Mario Mandzukic, del Bayern, es su principal referencia en la delantera

Croacia recuerda a esos actores de reparto habituales de los telefilmes americanos. No se conoce mucho de ellos pero ahí están, siempre presentes en nuestras pantallas. La selección de fútbol de este país surgido de la antigua Yugoslavia en 1992 tiene, aunque no lo parezca, una extensa historia futbolística, primero con la república de la península balcánica, después como estado independiente –tres partidos entre 1940 y 1942 en plena Guerra Mundial– y desde hace 24 años ya como Croacia.

En su historia más reciente hay que destacar su primer Mundial de Fútbol, en el año 1998, con una selección potente. En sus filas figuraban nombres como los de Rober Prosinnecki, Davor Suker o Zvonimir Boban. El primero había pasado por las filas del Real Madrid, Oviedo, Barça y Sevilla entre 1991 y 1997. El segundo se hizo grande en el club merengue en tres temporadas –96-99– tras cinco años en el Sevilla. El último, con una Champions en su palmarés, lograda con el Milan, jugó cuatro partidos con el Celta de Vigo, ya con 33 años. En Galicia colgó las botas.

Aquella selección consiguió ser tercera en el Mundial disputado en Francia, tras vencer 1-2 a Holanda. En el banquillo se sentó Miroslav Blazevic. Suker fue el máximo anotador del torneo, con seis tantos. Entonces, aquella camiseta de cuadros rojos y blancos se instaló en la memoria de los aficionados al fútbol como esos actores secundarios con papeles relevantes.

Luego, vinieron los mundiales del 2002 y 2006 con resultados muy mediocres. Ambas citas con esta competición acabó con la selección eliminada en la primera ronda. En 2010, no logró la clasificación.

Croacia, ese actor de reparto imprescindible en cualquier competición, juega al fútbol de una forma directa, clara, sin especulaciones. Su fuerte está en su físico, en su arrojo, en su raza. No da nunca un partido por perdido. Tampoco le faltan la técnica y la estrategia. No tiene una gran pegada pero en sus filas hay jugadores con experiencia en las principales ligas europeas. En España tenemos los ejemplos de Modric (Real Madrid) y Rakitic, campeón con el Sevilla de la Europa League. Y no hay que olvidarse de Domagoj Vida, en la plantilla del Bayer en 2010-2011;Ivan Perisic (Borussia), Milan Badelj (Hamburgo).

Mario Mandzukic, del Bayern, es su principal referencia en la delantera. El, junto a los dos finalistas europeos, puede hacer mucho daños a las defensas rivales.

Estadísticas del equipo en el mundial

Partidos

  • Partidos 3
    • Jugados 3
    • Ganados 1
    • Empatados 0
    • Perdidos 2

Goles

  • Goles 6
    • A favor 6
    • En contra 6

Penaltis

  • Penaltis 1
    • A favor 0
    • En contra 1
    • Parados 0

Infracciones

  • Infracciones 77
    • Faltas cometidas 45
    • Faltas recibidas 27
    • Tarjetas amarillas 4
    • Tarjetas rojas 1

Acciones

  • Acciones 77
    • Remates 39
    • Asistencias 31
    • Fueras de juego a favor 2
    • Fueras de juego en contra 5