Cae una banda que suministraba mercancía de Turquía a los manteros de Barcelona

  • Los Mossos d'Esquadra han arrestado a doce personas, diez de nacionalidad senegalesa, uno español y otro turco, que se dedicaban a importar mercancía ya falsificada y a falsificar réplicas del producto original

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 12 miembros de una organización criminal que se dedicaba a importar productos falsificados de Turquía para abastecer la venta ilegal de 'top manta', y que suministraba mercancía a una parte importante de los manteros de Barcelona. Según ha informado este martes la policía catalana en un comunicado, el grupo, que operaba desde Barcelona, introducía la mercancía en contenedores por vía marítima desde Turquía a Huelva, desde donde se distribuía a manteros de toda España.

De los doce detenidos, diez son de nacionalidad senegalesa, uno español y otro de nacionalidad turca, y se les acusa de los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal y delito contra la propiedad industrial. La investigación arrancó en mayo cuando agentes del Grupo de Multirreincidentes de Mossos empezó a indagar en la actividad de este grupo que se dedicaba a la falsificación, comercialización, importación, exportación, distribución y compraventa de productos falsificados de conocidas marcas comerciales.

A medida que ha avanzado la investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona, los investigadores han podido identificar a los suministradores más importantes, primero en Mataró (Barcelona), y finalmente acreditaron que la entrada principal de la distribución se hacía desde Huelva. Los integrantes del grupo se dedicaban, por una parte, a importar mercancía ya falsificada y, por otra, a falsificar réplicas del producto original de marcas conocidas donde estampaban posteriormente la marca sobre el producto con técnicas avanzadas.

Cuando los investigadores tuvieron constatada toda la estructura organizativa y la actividad demostrada, pusieron en marcha el viernes 23 de septiembre un dispositivo policial con el objetivo de detener a los principales miembros de la organización. Por orden de la juez, se llevaron a cabo nueve entradas y registro: dos en domicilios de Barcelona, tres en el Maresme (Barcelona) -un domicilio, un almacén y una tienda de alimentación- y cuatro entradas judiciales en Huelva, con la colaboración de la Policía Nacional.

En los dos domicilios de Barcelona se localizaron, entre otras cosas, una máquina para serigrafiar, 1.150 camisetas de varios equipos de fútbol, 145 bolsos, 220 relojes, 250 zapatillas deportivas de diferentes marcas y 3.840 euros en efectivo.

Libertad con cargos

En las entradas de Mataró se localizaron 200 camisetas de equipos de fútbol, una máquina de coser industrial y 900 euros en efectivo, mientras que en Huelva se intervinieron 5.000 piezas de ropa y calzado, entre otros productos falsificados. Los detenidos pasaron a disposición judicial el domingo en tres partidos judiciales diferentes y se decretó su libertad con cargos; la investigación está cerrada pero no se descarta que puedan haber nuevas detenciones.