Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont. / Quique García (Efe)

Puigdemont desvela su calendario rupturista

  • El presidente de la Generalitat quiere celebrar el referéndum en septiembre de 2017, la proclamación de la república y elecciones constituyentes en marzo de 2018

Junts pel Sí y la CUP han actualizado la hoja de ruta que prevén seguir hasta alcanzar la independencia. Según las resoluciones que esta tarde aprobará el Parlamento catalán con los 72 votos (sobre 135) de las dos formaciones secesionistas, la independencia podría ser inminente. En primer lugar, el nuevo calendario prevé la aprobación de la ley de transitoriedad jurídica para julio de 2017, que será una declaración de facto de la independencia. A continuación, se celebrará un referéndum vinculante sobre la secesión de Cataluña, como muy tarde, en septiembre de 2017, "con una pregunta clara y de respuesta binaria".

En caso de que la opción independentista consiga más del 50% de los votos (los textos no fijan participación mínima), la Cámara catalana proclamará la República catalana y durante los seis meses siguientes a la consulta soberanista se celebrarán elecciones constituyentes, por tanto como muy tarde en marzo de 2018. A partir de ahí, se elaboraría una Carta Magna, que debería ser valida en referéndum. Con posterioridad se volverían a convocar nuevos comicios.