Forcadell recurre su imputación: «El debate de ideas no puede ser ilegal»

Carme Forcadell.
Carme Forcadell. / Andreu Dalmau (Efe)
  • La presidenta de la Cámara catalana cree que la Fiscalía intenta "prohibir el debate parlamentario"

La presidenta de la Cámara catalana, Carmen Forcadell, ha recurrido esta mañana la admisión a trámite por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de la querella presentada por la fiscalía por desobediencia y prevaricación.

El escrito de defensa de la expresidenta de la ANC recuerda que "no existe norma penal, ni puede existir, que prohíba el debate parlamentario", ni "existe ni puede existir un debate de ideas ilegal como el que el Ministerio Fiscal insinúa".

La Fiscalía Superior de Cataluña presentó hace dos semanas una querella criminal contra Carme Forcadell, a la que acusa de "actuar con total desprecio a la Constitución de 1978" y de "dinamitar el modelo territorial del Estado". Todo ello por permitir el debate y votación de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente, a pesar de que lo prohibía el Tribunal Constitucional.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) admitió la semana pasada a trámite la querella por los delitos de desobediencia y prevaricación. El TSJC no fijó una fecha para que declare Forcadell, pero sí le dio tres días para que presentara un recurso de súplica contra el auto de admisión a trámite de la querella.

El recurso deja claro que el Constitucional "no puede obligar a nadie, en el sentido de obligarle con consecuencias penales por desobediencia, a controlar las opiniones y la actividad política con un filtro tal como el que el Ministerio Fiscal aplica". "Estamos reiteradamente ante mandatos de interpretación incierta", se afirma en el escrito, que añade que "no puede existir ninguna resolución judicial que genere un espacio de prohibición del debate parlamentario, ni ninguna fuerza anulatoria genérica que restrinja el derecho de representación política y de libre expresión de las ideas".

En este sentido, el texto recuerda que la la libertad de expresión resulta fundamental en la elaboración de políticas y estrategias gubernamentales y constituye uno de los pilares básicos de una sociedad democrática y de su progreso y desarrollo. El recurso también afirma que el escrito de la fiscalía "tergiversa parte de los hechos", con la voluntad de "generar una realidad que permita articular una querella que no tendría futuro si se respetara lo que realmente sucedió".