Cae una red que logró 440.000 euros robando cajas fuertes en toda España

  • A la banda se le atribuyen al menos 26 robos en naves industriales, sobre todo de los sectores de la alimentación y la automoción

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil han detenido a 15 personas en una operación que ha desmantelado una organización criminal, de las más activas en España, que obtuvo unos 440.000 euros robando cajas fuertes de 26 empresas en Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia, que abrían a golpe de mazo o de hacha.

La red, que se da por desarticulada, está considerada una de las más activas en España en el robo de cajas fuertes, ya que, por el momento, se le atribuyen al menos 26 robos en naves industriales, mayoritariamente de los sectores de la alimentación y de la automoción, en Cataluña, Andalucía, Madrid y Valencia.

Los detenidos son de nacionalidades serbia, kosovar, albanesa, brasileña y española, y nueve de ellos han ingresado en prisión por orden del juzgado de instrucción número 4 de Gavà (Barcelona), aunque se han emitido siete órdenes de búsqueda y detención para otros tantos presuntos integrantes de la banda.

En declaraciones a los periodistas, el subinspector de los Mossos d'Esquadra Joan Vives ha explicado que la red, integrada por delincuentes multirreincidentes, se dividía en tres ramas, perfectamente estructuradas y con una clara división de funciones.

«Comandantes» y «soldados»

De esta forma, se ha detenido a los tres líderes, denominados "comandantes" -que ya han ingresado en prisión-, que eran los que se encargaban de fijar los objetivos.

La otra rama era la operativa, integrada por los "soldados", que son los que abrían las naves industriales -normalmente en polígonos apartados y por la tarde-, mediante el método del butrón, ya que hacían un agujero en la pared o en el techo para llegar a la caja fuerte, que abrían a golpe de mazo o de hacha para llevarse el botín.

En uno de los asaltos, los miembros de la red obtuvieron en una caja fuerte un total de 110.000 euros, según la denuncia que ha efectuado la empresa sobre la cantidad de dinero que guardaban. En otros casos, también se hicieron con joyas.

La tercera rama de la organización era la logística, pues se encargaba de dar los medios materiales para que los "soldados" pudieran cometer sus golpes. Alquilaban vehículos, a nombre de testaferros, para que pudieran acudir a los establecimientos y también les entregaban inhibidores para que pudieran entrar a las naves sin que saltaran las alarmas.

Los miembros encargados del área logística también blanqueaban el dinero obtenido en el asalto. La investigación se inició el pasado mes de julio a raíz del robo en una empresa de Gavà.