La Audiencia Nacional encarcela a un séptimo sospechoso de la agresión de Alsasua

Cartel colocado en la localidad de Alsasua con la frase "Alde Hemendik-Fuera de aqui".
Cartel colocado en la localidad de Alsasua con la frase "Alde Hemendik-Fuera de aqui". / Efe
  • Se trata de Adur Ramírez, que había comparecido voluntariamente

  • Los diez identificados han sido sometidos a ruedas de reconocimiento

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, a petición de la Fiscalía, ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de un séptimo sospechoso de la agresión a dos guardias civiles en la localidad navarra de Alsasua. Se trata de Adur Ramírez, quien se presentó voluntariamente a declarar este miércoles. Junto a él también había acudido hoy al tribunal de la calle Génova otro de los jóvenes identificados por la paliza, Aritz Urdangarin, que quedó en libertad con medidas cautelares.

El pasado lunes, Lamela ordenó el ingreso en prisión de otras seis personas, todas ellas detenidas ese día por la Guardia Civil, que practicó ocho detenciones. Se trata de Jokin Unamuno Gokoetxea, a quien la Guardia Civil definió como «principal promotor de las movilizaciones anuales del 'Ospa Eguna'» para exigir la salida de Navarra y el País Vasco del instituto armado; y los también miembros de ‘Ospa’ Aratz Urrizola, Julem Goicoechea, Joan Ander Cob, Iñaki Abab y Oihan Arnanz.

El lunes quedaron en libertad con cargos de terrorismo tras ser detenidas, Edurne Martínez y Ainara Urquijo.

Los diez encausados en la Audiencia Nacional han participado durante cuatro horas hoy en las ruedas de reconocimiento de los agresores de Alsasua. Hasta el tribunal de la calle Génova se desplazaron el teniente y el sargento que fueron agredidos la madrugada del pasado 15 de octubre por casi medio centenar de personas, según los atestados del instituto armado.

Los ocho detenidos el lunes fueron arrestados en la denominada ‘operación Ausiki’ (mordisco, dentellada), que se desató a primera hora de la mañana de manera simultánea en los municipios de Pamplona y Alsasua (Navarra), Salvatierra y Vitoria (Álava), y en Madrid..

Según la instructora todos los arrestados habrían participado en la «agresión» y en los «insultos» a los funcionarios. La juez afirmó que los doce identificados «conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento, siendo esta única y exclusivamente la causa por la que los agentes fueron insultados y golpeados»