Dos años de cárcel por abusar de una niña que se había refugiado en su casa

  • La pequeña, de 11 años, había reñido con su madre y acudió al domicilio del condenado, donde la policía ha encontrado cientos de fotografías de niños desnudos

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a dos años de prisión a un vecino de esta ciudad que en noviembre de 2015 abusó de una niña china de once años a la que había acogido en su domicilio después de que ésta hubiera reñido con su madre, que la había castigado.

La sentencia ha sido dictada después de que el acusado reconociera los hechos y se conformara con cumplir la pena pactada por el fiscal del caso y su defensa, que incluye, así mismo, el pago de una multa de 720 euros y la medida de libertad vigilada durante el plazo de cinco años, tiempo durante el cual no podrá contactar con la niña.

Dice la sala que durante el registro de la vivienda del acusado los agentes se incautaron de material informático que contenía cientos de fotografías de niños desnudos, que se considera que las tenía para su uso y no para ponerlas a disposición de terceros.

Captados con golosinas

La sentencia señala que el denunciado solía recibir con frecuencia en su vivienda a un grupo de niños chinos, entre los que se encontraba la pequeña de la que abusó, y añade que los menores, durante su estancia en la misma, jugaban y se bañaban en la piscina, captando el acusado su atención con la entrega de golosinas.

En cuanto al hecho que ha motivado su condena, la sala dice que se produjo cuando la niña acudió a la casa tras reñir con su madre, y allí pasó la noche, a lo largo de la cual fue sometida a diversos tocamientos mientras jugaba al ordenador y veía dibujos animados. La presencia de la menor en la casa del acusado fue descubierta por una de las compañeras que solían acudir al lugar, que se dirigió al mismo tras haber sido denunciada la desaparición por los padres.