Urgente

Acuerdo en el ERTE de Sidenor

El Govern replica a Sáenz de Santamaría que no se puede apelar al diálogo y mantener la persecución judicial

Neus Munté habla con Oriol Junqueras y Carles Puigdemont.
Neus Munté habla con Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. / Marta Pérez (Efe)
  • La Generalitat reclama a Rajoy que pase de las palabras a los hechos concretos

La consejera de la Presidencia de la Generalitat catalana, Neus Munté, ha emplazado esta mañana al Gobierno central a que pase de las palabras y las apelaciones al diálogo a los hechos concretos.

Según el Ejecutivo catalán, es "contradictorio" mantener la ofensiva judicial contra dirigentes independentistas y al mismo tiempo apelar al diálogo. Munté ha afirmado además que "hoy es un día complicado para hablar de diálogo", después de la citación judicial a Carme Forcadell y el suplicatorio de Francesc Homs, que Munté ha calificado como un acto "vergonzoso".

La portavoz del Gobierno catalán ha señalado que el diálogo con Madrid aún no ha comenzado, ha reclamado un trato bilateral y que se se acabe la "persecución" judicial a los dirigentes independentistas. "Pedimos hechos concretos, no hemos tenido ninguna prueba de que el Gobierno central quiere pasar de las palabras a los hechos", ha apuntado. A su juicio, con el listado de los 46 puntos que Puigdemont le puso sobre la mesa a Rajoy, el Gobierno central tiene la oportunidad de que sus apelaciones al diálogo no sean meros "brindis al sol" ni "operaciones de maquillaje".

La consejera de la Presidencia ha afirmado además que la Generalitat lleva cinco años sentada en la mesa para dialogar y que hasta la fecha nadie ha querido iniciar conversaciones. Un diálogo que desde la administración catalana creen que debe abordarlo "todo", "sin líneas rojas y sin imposiciones". "Queremos negociar, hablar y pactar sobre la posibilidad de celebrar un referéndum y sobre cuestiones del día a día incluidas en los 46 puntos", ha señalado. Puigdemont mantiene su intención de no acudir a la conferencia de presidentes autonómicos.