En libertad bajo fianza el etarra Garikoitz Ibarluzea

  • Fue detenido ayer en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, al que llegó en un vuelo procedente de Londres, por la causa de kale 'borroka' por la que será juzgado el 1 de diciembre

El presunto etarra Garikoitz Ibarluzea, alias 'Guipuzcoano', detenido ayer en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas procedente de Londres, ha quedado en libertad tras pagar una fianza de 5.000 euros por la causa de 'kale borroka' por la que será juzgado el próximo 1 de diciembre en la Audiencia Nacional.

Según han informado fuentes jurídicas, la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que tenía pendiente juzgar a Ibarluzea, ha decretado prisión eludible para él bajo fianza de 5.000 euros tras su comparecencia. Ibarluzea está acusado de participar en acciones de violencia callejera como la quema de contenedores, cajeros automáticos, un autobús, una oficina de correos y otra de la Seguridad Social, cometidos todos ellos en la comarca guipuzcoana de Tolosa desde 1999.

Agentes de la Comisaría General de Información y de la Comisaría del aeropuerto identificaron al presunto etarra tras desembarcar en un vuelo de bajo coste procedente de Londres.

Violencia callejera

Garikoitz Ibarluzea Murua fue integrante de grupos participantes en la 'kale borroka' desde 1999, según informó ayer el Ministerio del Interior. En esa etapa realizó diferentes acciones terroristas hasta que en el año 2002 fue detenido por la Guardia Civil por participar en actos violentos e ingresó en prisión por un delito de terrorismo, pero fue puesto en libertad al año siguiente. Cuatro años más tarde, en 2006, no se presentó al juicio al que había sido citado en la Audiencia Nacional y por el que ahora será juzgado el 1 de diciembre.

Entre las acciones por las que Ibarluzea será juzgado figura el lanzamiento de artefactos incendiarios y piedras a la vivienda de dos concejales del PSOE en Ibarra en septiembre de 1999, y en 2000, cócteles molotov a la sede del 'Diario Vasco' de Tolosa y a la estación de Renfe de esta localidad, así como al batzoki del PNV en Zizurkil.

Además, en enero de 2001 junto con otros siete jóvenes intentó destruir la sede de la Tesorería de la Seguridad Social de Tolosa y en noviembre de ese mismo año causaron desperfectos en el vehículo de un trabajador de la Consejería vasca de Interior y en el de otras personas que estaban estacionados en la mima calle, en Ibarra. También se le atribuye al grupo el lanzamiento de artefactos incendiarios contra la oficina de correos de la localidad de Alegia (Guipúzcoa) y contra un autobús urbano en Tolosa, ambas acciones ocurridas en enero y mayo de 2002, respectivamente.

Ibarluzea, nacido en 1981 en Ibarra, fue detenido en marzo de 2010 en Londres cuando se encontraba en su puesto de trabajo como cocinero en una cadena de alimentación de productos orgánicos en el barrio de Soho, en la capital británica, pero más tarde el Reino Unido falló en contra de su extradición al considerar "no válida" la euro-orden de arresto dictada contra él. Ahora estaba en libertad y había decidido volver a España en un vuelo de bajo coste, pero la Policía le ha detenido para ponerlo a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.