La mujer degollada en Madrid estaba embarazada y su pareja la mató porque pensaba que no era suyo

vídeo

Agentes de la Policía junto al vehículo donde ha sido asesinada la mujer. / Foto: Kiko Huesca (Efe) | Vídeo: Atlas

  • Cuando la Policía llegó al lugar de los hechos se encontró al hombre repitiendo en estado de shock: "El hijo no es mío, el hijo no es mío"

La joven de 26 años que este jueves murió degollada en Fuenlabrada estaba embarazada y el presunto autor de la muerte, su pareja, acabó con la vida de la mujer porque pensaba que el hijo que esperaba no era suyo, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Según las primeras investigaciones, y como adelanta 'ABC', cuando llegó la Policía hasta el lugar de los hechos, se encontró a la pareja de la víctima con las manos ensangrentadas y repitiendo continuamente, como en estado de shock, 'El hijo no es mío, el hijo no es mío'.

Inmediatamente se procedió a la detención del hombre, de 29 años, y se le llevó a la Comisaría de Fuenlabrada, donde permanece a la espera de que le tomen declaración y pase a disposición judicial, han señalado las mismas fuentes.

Sobre las 13.50 horas de ayer el 112 recibió un aviso alertando de que en un vehículo de la calle Barcelona, 28 había una mujer que parecía estar muerta, tal y como apuntaron fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Al lugar de los hechos se trasladó una UVI móvil del SUMMA, que encontró a la mujer de 26 años con el cuello cortado. Había sido degollada con un arma blanca, que le había seccionado la yugular.

Sin denuncias previas

La víctima no figuraba en el sistema integral de seguimiento de víctimas de violencia de género, ni en las bases de datos de la Policía Local, Servicios Sociales, Igualdad, según fuentes municipales y policiales.

Los servicios municipales de asistencia a las víctimas no tenían constancia de violencia de género y el autor carece de antecedentes. Estos mismos servicios se pusieron ayer a disposición de la familia, como explicó el alcalde, Manuel Robles.

Las fuentes policiales consultadas confirman que no hay registro de denuncias por violencia de género. El alcalde también explicó que la joven, de nacionalidad española, estaba empadronada en el municipio pero que no tienen constancia de que el detenido viviera también allí -al menos, no aparece en el padrón-.