Urgente

Víctor Gijón pone su cargo a disposición de la vicepresidenta

Dos excursionistas cántabros encuentran en Asturias a un oso muerto

Estado en el que encontraron al animal.
Estado en el que encontraron al animal. / El Comercio
  • Se trata de un ejemplar adulto en avanzado estado de descomposición hallado en la localidad de Moal, en Cangas del Narcea

Dos excursionistas cántabros hallaron el cadáver de un ejemplar adulto de oso pardo en la localidad asturiana de Moal, en el municipio de Cangas del Narcea. El animal se encontraban en mal estado de conservación tras haber sido parcialmente devorado por otros animales.

A las 15:00 horas de ayer sábado, la organización 'Fondo para la Protección de los Animales Salvajes' recibió en su sede una llamada telefónica que alertaba de la posible presencia del cadáver de un oso pardo en Moal, donde dos excursionistas de Cantabria aguardaron la llegada de miembros del colectivo para acceder al lugar donde habían encontraban los restos. En ese momento, se comunicó el hallazgo al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de Oviedo y al Servicio de Biodiversidad del Gobierno del Principado de Asturias.

El cadáver del oso, pese a presentar serias mutilaciones, posee la cabeza bastante intacta así como los pies, lo que permite comprobar que se trata de un ejemplar adulto con potente dentadura. El cuerpo apareció en una pedriza, a unos 10 metros del camino transitado por turistas, entorno en el que el pasado septiembre ya fue localizado el cadáver de otro oso, cuya necropsia demostró que había muerto de un disparo.

Este segundo plantígrado muerto en la misma localidad y en un entorno de aproximación de apenas unos cientos de metros, agrega Fapas, "pone sobre la mesa la verdadera situación" por la que atraviesa la conservación del oso pardo en Asturias, después de varias décadas de protección de la especie y lucha eficaz contra el furtivismo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate