Javier Puente pierde la batalla por la maternidad subrogada y el aborto

El exdiputado regional del PP, Javier Puente.
El exdiputado regional del PP, Javier Puente. / DM
  • El exdiputado regional denuncia en Madrid que el PP ha silenciado las enmiendas para defender la vida desde "su gestación hasta su muerte natural"

"Lo que se ha visto en la Ponencia Política y y la Social es un espectáculo impropio de un partido democrático". Visiblemente molesto, el exdiputado nacional Javier Puente denunció ayer que el PP ha silenciado las enmiendas para defender el derecho a la vida desde "su concepción hasta su muerte natural" y reformar la Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo con el objetivo de que el aborto no sea considerado "un derecho". Igualmente, se posicionan en contra de la gestación subrogada, que consideran una "nueva forma de explotación que atenta contra la dignidad tanto del niño como de la madre".

El sector provida se mostró realmente molesto con lo ocurrido. Según expresó Puente, el partido demostró con esta actuación "falta de democracia". Para él, es una "pena" que el PP no quiera ni siquiera "votar" el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural para su inclusión en los principios rectores que aparecen en los Estatutos. Lo cierto es que el artículo 2 de la ponencia redactada por Fernando Martínez-Maíllo se recoge textualmente: "Creemos en la persona como eje de nuestra acción política, social e institucional, defendemos el derecho a la vida, a la dignidad, al pleno ejercicio de derechos y libertades en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres".

Maternidad subrogada

El PP cerró su debate interno sobre la gestación subrogada con una enmienda por la que se compromete a recurrir primero a los expertos en la materia y escucharlos antes de decidir un posicionamiento político en nombre de todo el partido. Este debate, uno de los que más división provocó ayer en el partido, se resolvió con una enmienda propuesta por el coordinador de la ponencia, Javier Maroto, que acordó con 21 enmendantes, entre ellos detractores y partidarios de la gestación subrogada.

El texto transaccionado salió adelante según fuentes ‘populares’ por 699 votos a favor, veinte en contra y 66 abstenciones. "No debemos ni queremos rehuir o ignorar ningún debate, ni rechazarlo o aceptarlo sin entrar en el fondo de la cuestión y sin el sosegado análisis necesario", reza la transacción.

Por eso, ante este "nuevo debate" de la gestación subrogada, los populares admiten estar ante una realidad "muy delicada y extremadamente sensible" que requiere un "debate en profundidad, serio y sereno" tras el cual, tras escuchar a los expertos del ámbito jurídico y ético, permita construir un "posicionamiento" que cuente con un "amplio consenso".

Puente, uno de los firmantes, es contrario a la gestación subrogada, que en su opinión atenta contra la dignidad de la mujer y ha considerado que aprobar esta transacción significa permitir a la larga que se apruebe. "Hay que ir contra la explotación de la mujer, no se puede dejar un cheque en blanco al legislativo, porque eso es apoyar la gestación subrogada", dijo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate