La australiana que ha sido testigo de tres atentados

Estaba en la Plaza Cataluña cuando se produjo el mortal arrollamiento y también estaba en Londres y París cuando ocurrieron los ataques de junio

YOLANDA VEIGA

Julia Monaco, australiana de 26 años, tiene una historia excepcional. La joven lleva semanas viajando por Europa y ha sido testigo involuntario de tres atentados terroristas. El último, el de Barcelona; pero también estaba en Londres cuando sucedió el mortal arrollamiento en el puente, que mató a siete personas el pasado 3 de junio; y en París cuando tres días después un hombre armado con un martillo trató de agredir a un policía delante de la catedral de Notre Dame.

«Estoy segura de que mañana a a mañana mi madre me dirá: 'Vuelve a casa', pero no tengo miedo a viajar», ha contado Julia a medios australianos como 9news y 3aw, que recogen la historia de su compatriota.

La joven viajera australiana se encuentra de vacaciones en Barcelona junto a dos amigas y el jueves se encontraban en una tienda de la Plaza Catalunya cuando sucedió el mortal atropello de las Ramblas. «Al principio creímos que era un simple accidente... pero cuando toda la gente empezó a correr nos dimos cuenta de que estábamos metidos en algo mucho más serio de lo que pensamos inicialmente», ha iniciado su relato, facilitado por la cadena australiana 3aw.

«No vimos la furgoneta, solo una multitud de gente y policías que habían presenciado algo terrible. Era auténtico miedo lo que podías ver, más que eso, era pánico», continua Julia, que tuvo que refugiarse con sus amigas en la tienda ante el caos desatado en la calle.

«No me quiero ir a casa. No les dejaré ganar», ha advertido la joven, que está de vacaciones con unas amigas en la ciudad condal

«Nos dijeron que nos tiráramos al suelo y nos alejáramos de las ventanas» y así permanecieron veinte minutos, escondidas bajo las mesas donde estaba expuesta la ropa. «Se escuchaban gritos, gente llorando», según 9news.

Julia Monaco es uno de los cientos de testigos que asistieron ayer al horror y su testimonio no habría trascendido de no darse la circunstancia de que la australiana ha estado presente en tres ciudades donde se han producido ataques en los tres últimos meses.

De hecho, estaba en Londres cuando otro terrorista, replicando el 'modus operandi' que llevan utilizando el último año, embistió con un turismo a los transeuntes del Puente de Londres provocando siete muertos. Tres días después, Julia se encontraba en París cuando saltó nuevamente la alerta terrorista. En esta ocasión, una persona trató de atacar a un agente con un martillo. El agresor profirió gritos de: «¡Es por Siria!», cuando atacó al policía. Fue abatido por los disparos de otros agentes y quedó malherido.

Estos tres ataques no van a hacer que la joven australiana desista de su intención de seguir viajando. «No me quiero ir a casa. No les dejaré ganar», ha asegurado la chica. Y ha añadido: «Voy a ver lo que había venido a ver».

Fotos

Vídeos