El Ayuntamiento de Madrid suspende a tres policías por los insultos a Carmena

«Lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros», se leía en el chat

EFEMadrid

El Ayuntamiento de Madrid ha suspendido temporalmente a tres policías locales por los insultos y amenazas de muerte en un chat a la alcaldesa, Manuela Carmena, según han informado a Efe fuentes del consistorio.

Tras la puesta en marcha de una investigación de Asuntos Internos de la Policía Municipal, se han incoado tres expedientes disciplinarios y "se han identificado varias faltas muy graves y graves".

Se han tomado medidas cautelares como la suspensión temporal de funciones de los agentes expedientados, la retirada del arma y la credencial reglamentaria, así como la prohibición del acceso a la dependencias de la Policía Municipal sin autorización.

En el chat se llamaba a Carmena "vejestorio despreciable" y se decía que "lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros", entre otros mensajes, en los que también se ensalzaba a Adolf Hitler y el nazismo y se vejaba a los inmigrantes.

En paralelo a los expedientes disciplinarios, el concejal de Seguridad, Javier Barbero, ha afirmado que el Ayuntamiento de Madrid se ha personado hoy en la causa porque cree que estos tres policías incurrieron en delito de odio.

La Policía Municipal tuvo constancia el 13 de noviembre de que un agente denunciaba un posible delito de odio en los comentarios vertidos en un chat de compañeros y también amenazas hacia él por haberles recriminado, y el consistorio dio traslado a la fiscalía, al Decanato de los Juzgados y a Asuntos Internos del cuerpo.

El ayuntamiento se ha personado en la causa "primero porque un funcionario público ha sido amenazado, segundo porque es posible que haya delito de odio en todas esas consideraciones y tercero porque la máxima responsable de Policía Municipal, que es la alcaldesa, ha sido insultada y vejada, y también porque se hace un daño muy importante a la imagen del Ayuntamiento y de la Policía", ha sostenido Barbero.

El concejal ha dicho que "es una cuestión que transgrede los mínimos" y que "no debe haber en el cuerpo" personas con esas actitudes, en concreto "gente que llega a hacer un ensalzamiento del nazismo y que es capaz de decir que al inmigrante hay que meterle casquillos en el cráneo y darle martillazos".

Por su parte, el inspector jefe del cuerpo ha especificado que, tras tener constancia el 13 de noviembre de la denuncia del agente, "desde ese día se puso en marcha el procedimiento, y tanto es así que gracias a esto el policía fue a ratificar la denuncia el viernes pasado y sigue el procedimiento en el juzgado".

Barbero ha destacado el trabajo "ejemplar" de la Policía Municipal, como se demuestra con el premio recibido hoy, y ha incidido en que lo ocurrido en el chat "no es de recibo, es absolutamente minoritario y no representa el trabajo del cuerpo".

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha mostrado toda su solidaridad a la alcaldesa y se ha mostrado en contra de este tipo de mensajes.

La Asociación de Jefes de Policía Municipal de Madrid ha enviado una carta a la alcaldesa, a la que ha tenido acceso Efe, en la que considera "totalmente intolerable e inadmisible el contenido de esas conversaciones" de un chat policial.

Desde UGT-Madrid, su secretario general, Luis Miguel López Reíllo, ha pedido que "no se criminalice al cuerpo de Policía Municipal porque haya media docena de personas que estén sacando palabras fuera de contexto muy graves".

En nombre de CCOO de Madrid, su secretaria de acción sindical, Asunción Servant, ha lamentado que la imagen de la Policía Municipal haya quedado "muy deteriorada" por el "comportamiento de unos poquitos", poniendo en cuestión a un cuerpo con una actitud "ejemplar" en la mayoría de los casos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos