La campaña radical contra el turismo llega al País Vasco

Pintadas en Mallorca contra los turistas.
Pintadas en Mallorca contra los turistas.

Las juventudes de Sortu, Ernai, hacen suyas las reivindicaciones de la CUP y convocan una manifestación para el 17 de agosto en San Sebastián

OLATZ BARRIUSO

La campaña contra el turismo del independentismo radical desembarca en el País Vasco. Tras los ataques reivindicados por Arran, la organización juvenil de la CUP, en Barcelona y en las zonas de influencia lingüística catalana, singularmente en Baleares y Valencia, son ahora las juventudes de la izquierda abertzale las que hacen suyas las movilizaciones contra intereses turísticos y trasladan las protestas a Euskadi. La organización juvenil de Sortu, Ernai, ha convocado una manifestación para el próximo 17 de agosto en San Sebastián para protestar contra la masificación, bajo el lema 'Zuen turismoa, gazteon miseria' ( 'Vuestro turismo, la miseria de los jóvenes'). La marcha coincidirá con la Semana Grande donostiarra y por lo tanto con el desembarco masivo de visitantes en la capital guipuzcoana, donde ya han aparecido pintadas en las que puede leerse, en inglés, 'Tourists, go home' ('Turistas, idos a casa').

La convocatoria llega en plena ola de violencia de las juventudes anticapitalistas contra intereses turísticos en Barcelona y en lo que denominan «Països Catalans», en concreto Palma de Mallorca y Valencia. El ataque más grave sucedió el pasado jueves, cuando los extermistas antisistema atacaron un autobús turístico en la capital catalana, obligaron e bajarse al conductor a punta de cuchillo, pincharon las ruedas y pintaron en la luna delantera ‘El turismo mata a los barrios’.

A ese sabotaje, que ha sido justificado y alentado por una parlamentaria de la CUP, y ha abierto una brecha entre los extremistas y el Govern, le siguieron ataques contra las bicicletas de uso turístico en la capital catalana. Además, los jovenes de Arran atacaron en julio un restaurante en el muelle de Palma de Mallorca, frente a la catedral, prendiendo bengalas y lanzando confeti a los comenasles. En Valencia ocuparon un piso de uso turístico y en Barcelona, desde mayo, han sido atacados variso hoteles para denunciar la supuesta sobreexplotación.

Fotos

Vídeos