Forn y los 'Jordis' asumen las vías constitucionales ante el Supremo

Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, el día de su declaración ante la Audiencia Nacional. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

El exjefe político de los Mossos admite que el referéndum estaba fuera de la ley y que renunciará al acta si persiste la unilateralidad

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El exconsejero de Interior Joaquim Forn, el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y diputado electo de Junts per Catalunya Jordi Sánchez, y el máximo responsable de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, han asumido ante el juez del Tribunal Supremo las vías constitucionales para lograr la independencia de Cataluña, según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio ante el instructor Pablo Llarena.

Los tres encarcelados han admitido así que la vía unilateral exhibida por el 'procés', tanto en el referéndum del 1 de octubre como en la declaración de independencia (DUI) del Parlament, ha quedado definitivamente atrás hasta renegar ahora de ell. Sus abogados presentarán este viernes los escritos de excarecelación ya que, han asegurado, con las declaraciones de hoy el riesgo de reiteración delictiva ha decaído.

Más información

Tanto Joaquim Forn, exjefe político de los Mossos d`Esquadra, como Cuixart han acatado explícitamente la Constitución como la norma que debe regir la reforma que permita conseguir la independencia. Forn fue más allá, reconoció que desobedeció las resoluciones de la corte de garantías y que el referéndum del 1 de octubre estaba fuera de la ley. Asimismo, dijo que renunciará al acta de diputado si el nuevo Govern se mantiene en la vía unilateral. Una referencia que también hizo el exlíder de ANC Jordi Sánchez.

Éste ha reconocido, por su parte, que desde febrero de 2015 hubo una hoja de ruta con ANC, Òmnium, ERC y Convergencia Democrática de Cataluña para reafirmar la independencia. Su interrogatorio ha durado casi dos horas y media y ha manifestado que nunca llamó a la violencia en las movilizaciones que se realizaron en relación con el 'procés', aunque sí admitió que hubo actos vandálicos, según han señalado fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Declaración simbólica

Sánchez ha insistido en que tanto él como Cuixart y el diputado y cantante Lluis Llach pidieron a los concentrados que se fueran a casa desde un escenario instalado en el lugar, pero no encima de los coches de la Guardia Civil allí instalados. Así, ha insistido en que nunca hubo sensación de ambiente violento, que había grupos de música y todo se desarrolló en un tono lúdico, si bien ha reconocido que pudieron cometerse actos vandálicos.

En el caso del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, el único de los tres que no es diputado, ha señalado que por la vías utilizadas hasta ahora no se va a lograr la independencia y que “el único referéndum válido será el que convoque el Gobierno de España”, según han señalado fuentes presentes en la declaración.

Según las mismas fuentes, Cuixart ha sido aún más contundente que Sánchez en sus manifestaciones y ha llegado a decir que la declaración de independencia del pasado 27 de octubre fue "simbólica". Sánchez y Cuixart llevan en prisión desde mediados de octubre y Forn desde el 2 de noviembre junto al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos