Las llegadas ilegales de inmigrantes a España se multiplicaron por cuatro en julio, según Frontex

Una embarcación llega a la isla griega de Lesbos.
Una embarcación llega a la isla griega de Lesbos. / Dimitar Dilkoff (Afp)

El número total de inmigrantes detenidos en el año se sitúa en 93.900

EUROPA PRESSBruselas (Bélgica)

Las llegadas ilegales de inmigrantes a las fronteras españolas se multiplicaron por cuatro en julio con respecto a las registradas en el mismo mes de 2016, hasta alcanzar las 2.300, según los datos publicados este lunes por la Agencia de Fronteras de la UE (Frontex), que ha destacado que España sigue teniendo la mayor presión migratoria desde 2009.

Así, según la agencia europea, el número de inmigrantes detenidos tras cruzar de forma ilegal la frontera española durante los siete primeros meses del año es de alrededor de 11.000 inmigrantes, una cifra que ya supera la registrada en todo 2016.

Una de las principales razones que explica este incremento de las llegadas a través del Mediterráneo Occidental es la mayor inestabilidad de los países de origen y tránsito. Asimismo, Frontex ha señalado que el desmantelamiento de campos provisionales en Marruecos y Argelia ha impulsado el desplazamiento de inmigrantes a otras áreas. La mayoría de los inmigrantes detenidos a lo largo de este año a través de esta ruta provienen de Costa de Marfil, Marruecos, Gambia y Guinea.

Por otro lado, los datos de la agencia subrayan que el número de inmigrantes que ha llegado a Italia a través de la ruta del Mediterráneo Central cayó un 57% en julio en comparación con el mes anterior, para alcanzar las 10.160 llegadas, el menor nivel para este mes desde 2014. De esta forma, el número total de inmigrantes detenidos durante lo que va de año se sitúa en 93.900, en línea con las cifras registradas en 2016.

Entre los factores que explican el descenso de las llegadas por esta ruta en las últimas semanas, Frontex cita el empeoramiento de las condiciones del mar en la primera mitad de julio y los enfrentamientos en Sabratah, un área "clave" de salida en Libia, que han afectado a las operaciones de contrabando en la zona.

Además, la agencia europea ha señalado que la mayor presencia de la Guardia Costera libia ha evitado que los traficantes enviaran un mayor número de barcos con inmigrantes a las fronteras italianas. Ciudadanos procedentes de Nigeria, Guinea, Eritrea o Mali fueron los inmigrantes más comunes en esta ruta durante el mes de julio.

En total, durante el mes de julio se detuvieron a 15.400 inmigrantes tras cruzar las fronteras europeas de manera ilegal a través de las cuatro rutas hacia la UE. En los siete primeros meses del año la cifra asciende a las 127.100 detenciones, lo que supone un descenso de dos tercios, un 66%, en comparación con el mismo periodo de 2016.

Con respecto a las llegadas de inmigrantes de forma ilegal a Grecia tanto por mar como por tierra, los datos señalan que cayeron en julio un 25% con respecto a mayo, hasta las 2.300, mientras que la ruta de los Balcanes Occidentales continuó registrando el "descenso gradual" de los últimos meses.

Más apoyo para Italia

Por otro lado, la Comisión Europea ha afirmado este lunes que si las autoridades italianas lo solicitan es posible estudiar un refuerzo de la operación Tritón, después de que varias ONG hayan suspendido sus tareas de rescate tras la decisión de Libia de ampliar su zona exclusiva de búsqueda y rescate.

"El plan operacional de la operación Tritón está acordado con las autoridades italianas, el nivel de despliegue actual se corresponde con las necesidades identificadas por las autoridades italianas", ha explicado en rueda de prensa la portavoz de Migración del Ejecutivo comunitario, preguntada por si Italia ha pedido reforzar la operación.

"Este despliegue necesita siempre ser supervisado y ajustado si es necesario y una solicitud, como tal, hecha por las autoridades italianas a la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas se evaluará y verá si es necesario hacer un refuerzo", ha añadido.

En cualquier caso, Bruselas ha reiterado que está "fuertemente comprometida" para apoyar a Roma y encontrar "soluciones a lo largo de la ruta del Mediterráneo Central", así como que su prioridad es "por supuesto salvar vidas y combatir las redes criminales de contrabando que operan en este área".

Fotos

Vídeos