Podemos defiende que poner «cajitas encima de mesas» es «legítimo»

Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos.
Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos. / Sergio Barrenechea (Efe)

Pide a la dirección catalana de Podem que consulte a las bases su decisión de participar en el referéndum llamando a participar

EUROPA PRESSMadrid

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, cree que la postura de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de "facilitar" la celebración del referéndum que prepara la Generalitat para el 1 de octubre, por ejemplo, "abriendo las puertas" de las sedes municipales o "poniendo cajitas encima de mesas", no sólo es "muy legítima" sino que además supone un acto administrativo con consecuencias de poca gravedad.

"Nosotros entendemos que la movilización es legítima y que poner urnas no parece un acto de extrema violencia, por decirlo de manera suave, y entendemos que este anuncio de la apocalipsis porque vaya a haber urnas y mesas, que parece bastante inofensivo, parte de una intención clara del PP de utilizar Cataluña para tapar sus vergüenzas", ha asegurado Echenique en la rueda de prensa que ha ofrecido durante al reunión de la Ejecutiva del partido morado.

Echenique ha vuelto a mostrar las discrepancias de su partido con la hoja de ruta del presidente catalán, Carles Puigdemont, al considerar que la del 1-O no será una consulta efectiva y con garantías jurídicas y que, por lo tanto, no permitirá que los catalanes ejerzan el derecho a decidir.

Aún así, ha insistido en que sí defienden que lo que está promoviendo la Generalitat es una "una movilización legítima" y, por ello, también lo serán las "decisiones administrativas" que tome el Ayuntamiento de Barcelona "de apoyar, abriendo puertas, colocando mesas o poniendo cajitas encima de mesas".

"No solo es legítima sino que además tiene pocas consecuencias de gran gravedad", ha defendido, para añadir que, además, se trata de "una decisión autónoma" del consistorio ante la que la dirección estatal de Podemos no tiene nada que objetar. "Forma parte de la autonomía del Ayuntamiento", ha apostillado.

En este sentido, ha señalado que "lo que haga el ayuntamiento de Barcelona para ayudar a que la movilización pueda tener lugar" les parece "muy legítimo", aunque tengan claro que la consecuencia de los votos que se depositen en las urnas no será "el derecho a decidir con garantías", porque "no tendrá efecto".

Discrepancias con Podem

En cuanto a la posición de la dirección de Podemos en Cataluña de participar activamente en la consulta, contradiciendo la postura de la dirección estatal de no implicarse por los motivos antes mencionados, Echenique ha argumentado que Podem también tiene autonomía para decidir cómo actúa.

Eso sí, en este caso sí ha defendido la conveniencia de que el líder catalán de los 'morados', Albano Dante Fachin, consulte a los inscritos del partido sobre la postura a tomar, ya que existe una gran "pluralidad" de opiniones al respecto.

Podem adoptó su decisión de participar activamente en la consulta del 1-O, llamando a la participación, tras un proceso de consulta y debate entre los círculos catalanes -las agrupaciones de base del partido morado-.

Según Echenique, no es que ese proceso "no sea válido" sino que, en un tema tan importante, "de alto voltaje", tiene sentido hacer una consulta más amplia que incluya a todos los inscritos, sobre todo después de la pluralidad de opiniones que los círculos han manifestado.

"Aunque es muy interesante el debate en los círculos porque es la militancia más activa de Podemos y la que día a día saca el partido adelante, nosotros hacemos consultas a inscritos, que es mucha más gente que la que milita en círculos de manera presencial", ha matizado.

En este sentido, ha insistido en que no cree "que haya que hacer una consulta porque las dos direcciones tengan visiones ligeramente diferentes, sino porque son temas centrales y porque dentro de Podem hay una pluralidad importante".

"Cuando hay una pluralidad importante, hay que intentar que no sean las direcciones las que tomen la decisión definitiva sino que sean las bases. Pero es una decisión de la dirección catalana y nosotros damos nuestra opinión", ha ahondado.

Eso sí, Echenique ha matizado que se trata de una decisión que debe adoptar, en todo caso, la dirección catalana. De hecho, ha asegurado que no le han trasladado a Fachin esta petición y que, incluso, llevan varios días sin hablar con él de lo que tiene que ver con el referéndum independentista.

Alianza con los 'comunes'

En esta misma línea, el dirigente 'morado' ha recordado que desde la dirección estatal tampoco compartían la postura que adoptó Fachin de no participar en la creación del nuevo partido Catalunya en Comú, impulsado por Colau, y que, aún así, respetaron su autonomía.

No obstante, ha cuestionado la decisión de la dirección catalana de consultar a la militancia sobre la forma de participar en el nuevo partido, antes de haber cerrado un preacuerdo. "Se hizo una consulta pero no para validar un acuerdo, que es lo típico que se suele hacer, como hicimos nosotros con la alianza con IU", ha señalado.

"En Cataluña se hizo al revés. Se preguntó primero a los inscritos por las condiciones del acuerdo y luego se rompió la posibilidad de llegar a un acuerdo", ha recordado. "Nosotros hubiéramos preferido que la última vez que se intentó llegar a un acuerdo hubiera tenido éxito", ha lamentado.

Aún así, se ha mostrado convencido de que su organización en Cataluña quiere sellar una alianza con los comuns, aunque descartara integrarse orgánicamente en la nueva formación. "El escenario en Cataluña es demasiado complejo como para que dos organizaciones amigas, como Podem y Catalunya en Comú no estemos juntos", ha sentenciado.

"Es vertiginoso, el 1-O está a la vuelta de la esquina, ojalá las dos organizaciones decidan retomar los contactos y pueda haber un acuerdo pronto", ha animado.

Fotos

Vídeos