Un testigo a la derecha del Tribunal

Rajoy durante su declaración en la Audiencia Nacional.

Rajoy ha sido emplazado en la zona que preside la sala, en el estrado, junto a los magistrados de la Audiencia Nacional encargados del caso

R. MENDOZAMadrid

Incógnita despejada: el presidente del Gobierno ha protagonizado la histórica foto como testigo en un juicio en la Audiencia Nacional desde un lugar “privilegiado”. Ni junto a la zona lateral reservada a los abogados ni -como ya se sabía- en el lugar en el que habitualmente declaran los testigos, frente al banquillo de los acusados. Finalmente, Mariano Rajoy ha sido emplazado en la zona que preside la sala, en el estrado, en una pequeña mesa situada junto a los magistrados del tribunal encargados del enjuiciamiento del caso.

Ya dijeron los responsables de organizar la disposición de sala el día de autos, que «dada la condición del testigo» se consideraba procedente adoptar cuantas medidas fuesen necesarias para preservar su imagen institucional. «Testificará en estrados en la forma en que determine el Tribunal», puntualizaron. Y el estrado elegido finalmente ha sido el principal, el (en principio) reservado a togados. Esto es, magistrados, procuradores, letrados y secretarios judiciales.

Al minuto de comenzar la vista oral en la Audiencia Nacional, con el presidente sentado a la derecha del Tribunal que lo juzga, la ubicación del presidente del Gobierno arrancó la primera protesta del abogado de la acusación particular, Mariano Benítez de Lugo. “Va en contra de la ley de enjuiciamiento criminal”, dijo, al tiempo que se quejaba del privilegio que suponía tal emplazamiento “reservado al Tribunal”.

La versión oficial de tal decisión apunta a que, a pesar de que Mariano Rajoy no comparece como presidente del Gobierno, sino como «un ciudadano español en calidad de testigo (...) en razón a los cargos que tenía en el PP, colaboración con la justicia y en un acto ciudadano que se enmarca en la normalidad democrática y del Estado de derecho».

El hecho de que ninguno de los cabecillas de la trama haya estado en la sesión del juicio de hoy hubiese impedido de cualquier modo la foto de Rajoy, flanqueado a izquierda y derecha por Correa y El Bigotes, que tantos desvelos le ha costado el Partido Popular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos