El cardenal Omella reclama unidad: «La división nos corroe»

Misa en la Sagrada Familia por las víctimas de los atentados / Afp

Los Reyes presiden una ceremonia de homenaje en la Sagrada Familia por los atentados en Barcelona y Cambrils

CRISTIAN REINOBARCELONA

Los Reyes de España han presidido esta mañana una misa solemne para pedir por la paz y la concordia, celebrada en la Sagrada Familia de Barcelona para homenajear a las víctimas de los atentados terroristas del pasado jueves en Barcelona y Cambrils (Tarragona). Junto a Felipe VI y doña Letizia, han asistido el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la de Madrid, Manuela Carmena y la de Cambrils, Camí Mendoza, entre otras autoridades. También han acudido el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro luso, António Costa. La ceremonia religiosa, oficiada por el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, era abierta al público hasta completar el aforo de la basílica.

Más información

En su homilía, el cardenal y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha hecho una llamada a la unidad en un “momento difícil”, entre las fuerzas políticas, instituciones, confesiones religiosas y de la sociedad en general. “La unión nos hace fuertes, la división nos corroe”, ha afirmado el prelado catalán. Según ha asegurado en su discurso, “es hermoso estar todos unidos”, pues ese es el “hermoso mosaico sobre el que se construye la sociedad”. “Todos unidos por la paz y el amor solidario”, ha asegurado. Omella ha leído un mensaje del Papa, que ha calificado los atentados terroristas en Cataluña de “acciones inhumanas” y de “zarpazo” contra la vida. El santo padre ha “condenado la violencia ciega”, pues supone una “ofensa al creador”. “Eleva la oración para seguir trabajando con determinación por la paz y la concordia”, según la carta enviada por el Papa. Omella ha reclamado que los adversarios se den la mano, los pueblos busquen la concordia, la discordia se convierta en amor mutuo y que todos seamos “artesanos de paz”. “La paz es nuestro mejor alimento”, ha proclamado. “Pedimos a dios que cambie nuestros corazones de piedra por corazones de carne, con paz y misericordia”.

La Sagrada Familia y la misa han estado rodeadas de fuertes medidas de seguridad.

Fotos

Vídeos