El Gobierno defiende su gestión del 155: «No hemos pisado ningún callo»

Roberto Bermúdez de Castro./Efe
Roberto Bermúdez de Castro. / Efe

El senador de Esquerra, Miguel Ángel Estradé, se niega a acatar la intervención de Cataluña y acusa a la Fiscalía de «encubrir la corrupción del PP», un partido «lleno de delincuentes comunes» | Sáenz de Santamaría comparecerá en la Cámara alta tres días antes del 21-D para informar sobre las medidas adoptadas en el último mes

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

38 días después de acordar el cese de Carles Puigdemont y sus consejeros, el Gobierno garantiza estar aplicando el artículo 155 de la Constitución con la “máxima prudencia posible”. El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales ha trasladado al Senado un balance “satisfactorio” de la intervención en Cataluña y ha defendido que, pese a que se pronosticó un desembarco masivo del Ejecutivo, sólo han acudido tres personas para coordinar las medidas extraordinarias. “Yo sólo he pisado una dependencia de la Generalitat, la Dirección General de Participación, y entrábamos por el garaje para que nadie nos viera, para que nadie se pudiera sentir turbado. No hemos pisado ningún callo”, ha enfatizado Roberto Bermúdez de Castro.

En la Moncloa justifican una intervención ampliamente criticada por las fuerzas nacionalistas y Podemos con el argumento de que había que “evitar la caída por el precipicio” después de que los objetivos independentistas de la Generalitat hubiesen “arrasado con casi todo”. Y en este tiempo, asegura el número dos de Soraya Sáenz de Santamaría, se ha restablecido el orden constitucional y se han logrado resultados “tangibles”.

En el repaso de las medidas adoptadas, Bermúdez de Castro ha recordado la convocatoria del concurso público en materia docente con 2.000 plazas nuevas en el ámbito de la educación, el pago de 1.500 millones de euros para proveedores y ha anunciado que el Gobierno trabaja por la prórroga de los actuales Presupuestos de la Generalitat para atender los servicios públicos. El Ejecutivo sólo reconoce haberse topado con “dificultades” en el departamento de Justicia, donde había 26 expedientes de contratación urgentes paralizados.

En todo caso, en términos generales, en la Moncloa insisten en que el contacto entre administraciones está siendo “fluido” y agradecen por ello el trabajo de los empleados públicos. “Tengan ustedes claro que el Gobierno de la nación no ha ido a Cataluña a ocupar espacios físicos o políticos que corresponden a las instituciones de Cataluña”, ha concluido Bermúdez de Castro, que del mismo modo incide en que no ha habido “vacíos de poder”.

«Ocupación del país»

El relato que el Gobierno ha articulado en la comisión del Senado que supervisa el 155 no encaja con la visión de Esquerra, que detecta en el Ejecutivo un “abuso de poder” y una intención de “ocupar el país”, Cataluña, pese a que el PP cuenta tan sólo con el 8% de los votos en el territorio catalán. “No vamos a acatar el 155, este grupo parlamentario no lo va a acatar, y nunca vamos a renunciar al ejercicio del derecho de la autodeterminación”, ha sentenciado Miguel Ángel Estradé.

En este contexto el senador independentista ha censurado también la actuación de la justicia y que haya “presos políticos”. “Su partido está lleno de delincuentes comunes con los cuales seguramente debe tener relación, porque serán compañeros o conocidos, y en este momento los fiscales persiguen una ideología legítima y encubren la corrupción del PP”, le ha espetado a Bermúdez de Castro.

El secretario de Estado ha replicado, en cambio, a Esquerra que muchos de los integrantes de la formación secesionista se encuentran acatando el 155 en la Generalitat, más allá de su discurso público y político, y ha hecho frente a las acusaciones de adoctrinamiento en centros educativos en España. “Tengo una niña de un año y una de tres años. Ni han jurado bandera ni se les va a ocurrir jurar bandera. Hombre, se quedan sorprendidas, porque Zaragoza está plagado (…). Yo creo que a los hijos hay que educarlos en libertad, mis niñas no se están adoctrinando con la bandera española, bastante tienen con ver Peppa Pig o algo por el estilo todos los días “, ha zanjado.

Compromiso de transparencia

El compromiso del Ejecutivo fue comparecer a los dos meses de aplicación del 155 para que el Senado pudiera supervisar el desarrollo de las medidas aprobadas. El PSOE, sin embargo, reclamó que el Gobierno asistiera a la Cámara antes de los comicios. Bermúdez de Castro fue la persona propuesta por la Moncloa y aunque en principio los socialistas no plantearon inconvenientes, las críticas de Margarita Robles en el Congreso llevaron a la vicepresidenta a registrar su propia intervención. Sáenz de Santamaría acudirá finalmente al Senado el próximo lunes 18 de diciembre, a tres días de las elecciones del 21-D.

El senador del PSOE, Ander Gil, ha advertido hoy de la importancia de ser transparentes sobre cómo se está procediendo en Cataluña y ha asegurado que su partido necesita vigilar el proceso al no confiar plenamente en el Gobierno. “Creemos que un asunto de esta envergadura debe estar exento de opacidades, no debe dar pábulo a ningún tipo de sospecha ni arbitrariedad, porque la falta de transparencia es la materia de la que se alimenta permanentemente el victimismo de los que nos han llevado a esta situación”, ha alertado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos