Cárcel para los guardias civiles que pedían dinero en el Aeropuerto de Gran Canaria

Vista interior del aeropuerto de Gran Canaria. / EFE

La plantilla de aduana se aprovechaba de su cargo y les sacaba 'morditas' a los visitantes en vuelos procedentes de Marruecos, Sahara, Mauritania y otros países africanos

EFEGran Canaria

La Audiencia de Las Palmas ha condenado a entre 5 y 8 años y medio de cárcel a 6 de los 10 guardias civiles acusados de cohecho y falsedad por exigir en 2008 sobornos a pasajeros llegados con grandes sumas de dinero al aeropuerto de Gran Canaria y ha impuesto la expulsión del cuerpo para todos ellos.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Las Palmas se ha hecho pública hoy tras el veredicto de culpabilidad emitido por el jurado, que consideró culpables de estos delitos a los diez guardias civiles que estaban destinados en la aduana del aeropuerto, así como a dos pasajeros, a los que ha condenado a un año de prisión y al pago de una multa de 25 euros, respectivamente, por un delito de cohecho.

Los guardias civiles, además, perderán "todos los honores" concedidos y no podrán obtener un empleo similar en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante el tiempo que duren sus condenas, según el fallo de la Audiencia.

El jurado consideró probado que el sargento al mando de la unidad de Aduanas, Salvador E.M., y nueve de sus agentes, ahora condenados, se pusieron de acuerdo para repartirse los sobornos recaudados a pasajeros llegados a Gran Canaria en vuelos procedentes de Marruecos, Sahara, Mauritania y otros países africanos con cuantías de hasta 1.500 euros.

La sentencia absuelve al agente José Luis S.C., acusado de una falta de hurto, después de que el Ministerio Fiscal retirara su acusación en el juicio.

Los hechos fueron destapados por la propia unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil en la Comandancia de Las Palmas, que consiguió que un juez autorizase la colocación de un cámara espía en la aduana del aeropuerto para comprobar lo que allí estaba pasando después de que un pasajero procedente de El Aaiún denunciase que le habían sacado en la aduana una "mordida" de 1.500 euros.

Según la sentencia, José Juan P.M. y José Santiago A.S. deberán cumplir ocho años y seis meses de cárcel por los delitos continuados de cohecho y falsedad y abonar multas de 5.440 y 5.240 euros, respectivamente.

Otros cuatro agentes, José Antonio B.C., Miguel M.O., José Manuel S.P. y Eladio L.C. han sido condenados a cinco años de cárcel por delitos de cohecho y falsedad, y tendrán que hacer frente a multas que oscilan entre los 2.250 y los 1.835 euros.

Los otros cuatro guardias civiles condenados por delitos de cohecho, Salvador E.M., Alfonso R.P., Luis Manuel Q.M. y José Manuel R.G. deberán pagar multas de entre 1.500 y 140 euros.

La Fiscalía de Canarias había solicitado para los procesados penas de hasta 15 años de cárcel para los dos agentes que cometieron más delitos.

Los abogados de los doce procesados solicitaron la absolución de sus defendidos, pues negaron los hechos y se mostraron disconformes con lo que se les imputaba.

Fotos

Vídeos