La familia de Pilar Garrido cree que su marido es inocente

Pilar Garrido, junto a su marido Jorge Fernández. / Efe

La madre de la española desmiente las acusaciones sobre violencia familiar y pide investigar la vinculación del crimen organizado con el asesinato

EFECiudad Victoria (México)

La familia de Pilar Garrido, la valenciana asesinada en México y por cuya muerte está encarcelado provisionalmente su marido, ha afirmado hoy que las pruebas presentadas por las autoridades mexicanas contra él "no son contundentes", y que confía en que "todo se aclare pronto".

En una rueda de prensa ofrecida esta mañana en el Ayuntamiento de Massalavés, localidad valenciana natal de la fallecida, la hermana de esta, Raquel Garrido, ha insistido en que "nadie más que la familia" quiere que todo se esclarezca, pero "hay que ser justos" y las pruebas contra Jorge Fernández, al que se ha tratado desde "siempre como acusado", son "suposiciones".

Más información

"Es sorprendente cómo encarcelan a una persona en México. No vamos a defender a Jorge, pero queremos pruebas fiables, para descansar. Si es culpable, que le condenen, pero que lo demuestren", ha manifestado la mujer, quien ha recordado que la madre de la fallecida permanece en México.

Visiblemente emocionada y acompañada de su padre, ha explicado también que están a la espera de repatriar los restos de su hermana, un hecho "aún sin fecha" pero que se producirá "pronto", y que han acordado con la familia del encarcelado que el bebé de un año de este con la fallecida "venga a España por su bien".

Horas antes, la madre de Pilar Garrido consideraba en una entrevista con EFE que el viudo de su hija es inocente y desmintió las acusaciones sobre violencia familiar. "Yo conozco a Jorge y creo que es inocente. Lo que quiero es que busquen a los verdaderos culpables. Para yo decir que Jorge es culpable me tendrían que dar otras más pruebas. Yo no creo que es Jorge, por lo tanto creo que no se han encontrado a los culpables", dijo Rosa María Santamans.

En compañía de la familia de Fernández, incluyendo a los padres del viudo, en Ciudad Victoria, capital del estado mexicano de Tamaulipas, Rosa María consideró que "si Jorge fuera muy mexicano, no hubiera estado nunca con Pilar". "Pilar era libre y si Jorge hubiera sido muy cerrado, como los mexicanos que son muy cerrados, nunca hubieran estado juntos", explicó.

También dijo que Fernández es "muy buen padre" y "le dedica mucho tiempo" al hijo de un año que tuvo con Pilar.

Respecto a la relación de la pareja, aseveró que era "como cualquier matrimonio, muy bien avenida". "Discutían por cosas domésticas, por el aire (acondicionado) que está muy fuerte. Porque mi hija ni aguantaba el calor de aquí, y ellos están acostumbrados al calor de aquí. Tonterías así. Pero por lo demás, muy bien", abundó.

Rosa María indicó que tuvo oportunidad de ver cómo era esa relación en diferentes ocasiones. "Vivieron en mi casa tres años, luego yo vine cuando nació el niño, dos meses, y en este año me marché, el 29 de mayo", refirió.

Sobre las informaciones de la prensa respecto a que Pilar era maltratada por su esposo, la madre de la víctima lo negó categóricamente. "Nunca más lejos de la verdad. Pilar era una persona de carácter, no necesitaba que nadie la defendiera, se sabía defender muy bien. No era raro que Pilar fuera sola a España", recordó.

La defensa del esposo asegura que las pruebas son «débiles»

Sin la causa de la muerte clara, las autoridades tienen pruebas "débiles" contra Jorge Fernández, esposo y presunto asesino de la valenciana Pilar Garrido, dijo hoy el abogado del acusado, Martín Lozano, quien aseguró que su cliente no ha hecho declaraciones contradictorias. "Se están basando en estas discrepancias de su denuncia, en la temporalidad y porque es criminólogo; pero ser criminólogo no te hace criminal. Se está partiendo de una premisa falsa que inevitablemente nos va a llevar a conclusiones falsas", explicó a Efe Lozano a la salida de una visita a Fernández.

La desaparición y muerte de la valenciana Pilar Garrido dio esta semana un vuelco de 180 grados cuando la fiscalía del nororiental estado de Tamaulipas acusó a su marido de golpear y estrangular a su mujer, dejando el cadáver al lado de una carretera cuando volvían de pasar unos días en la playa. No obstante, Fernández siempre sostuvo que la pareja regresaba el 2 de julio en coche a Ciudad Victoria, capital estatal, cuando un vehículo con dos hombres los interceptó para intentar robarles el automóvil, pero acabaron llevándose a su mujer, de 34 años.

Su abogado remarcó hoy que la fiscalía tiene elementos "muy débiles", especialmente porque falta determinar "la causa de la muerte". Indicó que las autoridades se basaron en una hipótesis elaborada por una perito en antropología para acusar a Fernández. "Es una hipótesis que se contrapone con la autopsia", aseveró.

También narró que se va a llevar los restos de su hija y a su nieto a España, sin precisar cuándo tiene previsto hacerlo. "Donde vaya Pilar y el hijo, voy", añadió.

Santamans agradeció a las autoridades mexicanas que hayan acelerado el trámite del pasaporte de su nieto. "Mi nieto es mexicano y es español, se va a venir conmigo mientras su papá no esté aquí. Yo me comprometo a devolverlo; lo tiene que cuidar su papá. Pero las autoridades se han portado muy bien, me han hecho los papeles rápido. Tengo el cuerpo de Pilar para llevarlo a España", enfatizó. "Tengo pendiente un (análisis de) ADN en España para estar segura que es mi hija. Mi gobierno ha dicho que lo va a hacer", dijo.

Asimismo, confesó que la situación de los desaparecidos en Tamaulipas es más grave de lo que había pensado. "Si lo hubiera sabido, Pilar se hubiera venido conmigo hace mucho tiempo".

El caso de la desaparición y muerte de la valenciana dio esta semana un vuelco de 180 grados cuando la Procuraduría (fiscalía) de Tamaulipas (noreste) acusó a su marido de golpear y estrangular a su mujer, dejando el cadáver al lado de una carretera cuando volvían de pasar unos días en la playa.

No obstante, Jorge Fernández siempre ha sostenido que la familia regresaba el 2 de julio a Ciudad Victoria cuando un vehículo con dos hombres los interceptó para intentar robarles el automóvil, pero acabaron llevándose a su esposa, de 34 años.

Fotos

Vídeos