Tres años de cárcel por simular ser un terrorista islamista para obtener dinero mediante extorsiones

La víctima llegó a pagar 900 euros para que el supuesto terrorista comprara móviles de última generación y armas

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

La extorsión con fines económicos sala cara para quien la ejerce y más si se realiza abusando de un problema tan sensible como el terrorismo islamista. La Audiencia Provincial de Guadalajara ha condenado a tres años de prisión a un hombre que simuló ser un terrorista yihadista para exigir a un vecino de Guadalajara el pago de mil euros.

El ahora condenado trató de comprar un teléfono de última generación en 2015 utilizando los datos de la víctima pero la compañía telefónica se puso en contacto con el cliente para realizar la portabilidad y se descubrió el intento de estaf. Fue entonces cuando se puso en contacto con la víctima a través de mensajes y llamadas a su teléfono en los que pedía mil euros para adquirir dos móviles de gama alta y armas con los que atentar en España. En sus mensajes amenazaba con degollarlo si no accedía a su petición, motivo por el que la víctima reaccionó entregando 900 euros.

El caso acabó en manos de la Policía Nacional, que acabó descubriendo que el supuesto yihadista no era más que un simple extorsionador y estafador conocido por las fuerzas de seguridad pues desde el año 2011 había sido condenado por la justicia andaluza en dos ocasiones por extorsiones consumadas y frustradas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos