Iglesia de Santa María de Piasca
Iglesia de Santa María de Piasca / DM

"Piasca debería albergar el futuro Museo de Arte Religioso de Liébana"

  • El regidor de Cebezón de Liébana, Jesús Fuentes, considera fundamental apostar por el aprovechamiento forestal para crear empleo y fomentar el asentamiento de familias jóvenes

Es su segunda legislatura al frente del Ayuntamiento y, en esta ocasión, cuenta con mayoría absoluta, ya que en la anterior tuvo que gobernar pactando con el PRC. Jesús Fuente (PP) aspira a que se mejoren los accesos a los pueblos del municipio, muchos de los cuales presentan deterioros importantes. Le preocupa la situación de la falta de agua en algunas localidades y el descenso considerable, año tras año, de la población. «Habrá que buscar alternativas para que la gente joven se asiente en los pueblos». Fuente cree que Piasca es un buen lugar para instalar el museo de arte religioso de Liébana y apuesta por la creación de una fábrica de pellets (combustible vegetal) en la comarca, «aprovechando el gran potencial de bosques que tenemos».

–¿Existe alguna solución al problema de la pérdida de población?

Jesús Fuentes, alcalde de Cabezón de Liébana

Jesús Fuentes, alcalde de Cabezón de Liébana / PA

– Tenemos poco más de 600 habitantes en la actualidad en el municipio. El descenso poblacional va en aumento año tras año, ya que hay pueblos donde la mayoría de los vecinos son mayores de 70 años, y no hay apenas nacimientos. Debemos buscar alternativas que permitan que familias jóvenes se puedan quedar en los pueblos, y hay que darles facilidades y no ponerles problemas. El aprovechamiento forestal me parece fundamental y sin duda alguna se crearían puestos de trabajo en la comarca, ya que tiene un gran potencial. Tenemos el medio y no se está aprovechando.

–¿Qué le parece Piasca como sede del futuro museo de arte religioso de Liébana?

–Considero que es el lugar donde debería estar, ya que la iglesia de Santa María de Piasca es muy visitada por la gente. Si se instala el museo se crearía además un puesto de trabajo, ya que la persona que enseña la iglesia podría también atender el museo y contamos con que el edificio está prácticamente acabado. Queremos que las piezas de Liébana que están en Santillana del Mar regresen a la comarca.

–¿Qué aportaría la construcción de un parque empresarial en Liébana?

–Me parece imprescindible. A mí me gustaría que ese parque se pudiera levantar en el interior de mi municipio, porque sin duda daría vida a la zona y permitiría crear puestos de trabajo.

–¿Qué localidades necesitan mejorar su acceso por carretera?

–Tenemos varios pueblos donde se necesita una actuación urgente, como Lubayo, Yebas o Torices, donde está argayando la carretera. Además, en el acceso a Cahecho, tuvimos que arreglar un tramo con fondos del Ayuntamiento, ya que también se abría la carretera, al igual que ocurrió entre Piasca y Los Cos, aunque ahí también colaboró Obras Públicas.

–¿Se ha solucionado el problema de la falta de agua que tenían algunas localidades?

–Aún no se ha solucionado, ya que tenemos pueblos como Lubayo, donde falta agua, al igual que en un barrio de Cabezón de Liébana, otro de Perrozo y en Somaniezo, ya que todos ellos tienen tuberías antiguas de uralita que hay necesariamente que cambiar. También, en Cahecho, un pueblo donde ha aumentado considerablemente la población debido al turismo, sería necesario recoger agua de otro manantial.

–Este año en el término de Cabezón de Liébana se han producido varios incendios forestales, ¿qué alternativas hay para evitar este problema?

–Cabezón de Liébana, Vega de Liébana y Pesaguero están incluidos dentro de la zona 2 de la Reserva, donde tenemos creada una cuadrilla de montes, que no está dotada de personal. Sin embargo, en la zona 1, que comprende el resto de los municipios de la comarca, tienen dos cuadrillas operativas. Yo no digo que pierdan una de ellas, pero lo que si creo que es justo es que nosotros dispongamos de al menos una cuadrilla. El problema de los incendios se soluciona mucho haciendo cortafuegos, arreglando las pistas forestales o limpiando la maleza que existe en el interior del bosque. Hay pueblos que si un día se incendia el monte, se perderían incluso las casas. En su día también se apostó por la creación de una fábrica de pellets en la comarca, cuya venta ha aumentado de forma considerable en España. Sería una forma de poder asentar población.

–Cabezón de Liébana ha sido un municipio muy castigado por la alta presencia de lobos y buitres en la zona. ¿Existe una salida para paliar este grave problema ?

–Cuando vamos a las reuniones de la junta consultiva de la Reserva del Saja siempre hemos manifestado nuestra postura clara de que el lobo sea especie cinegética, y que cuando se va a una cacería de jabalí en la comarca, si sale el lobo, se pueda matar un ejemplar como se hacía hasta ahora. En esta comarca lebaniega, entre los lobos, el oso, los buitres y los pájaros, los pocos agricultores y ganaderos que quedan están trabajando para la fauna.

–¿Cuáles son las prioridades que se acometerán durante la presente legislatura?

–Tenemos un importante problema con la falta de cobertura de los móviles en zonas como San Andrés, Buyezo o Aniezo, zonas en sombra, que no se pueden permitir en los tiempos en que vivimos. Hemos mejorado con la banda ancha, pero tampoco vendría mal disponer de la fibra óptica. En cuanto a las obras, hay que volver a reparar las calles de los pueblos, ya que la mayoría tienen capa de cemento de hace más de veinte años y está muy deteriorada.

–¿Apuesta el Ayuntamiento por el Carnaval de Piasca y las fiestas patronales?

–Sin duda alguna. Con respecto a las fiestas patronales, desde el Ayuntamiento damos una subvención de 400 euros a las localidades donde se celebran las fiestas, a excepción de la fiesta de la Virgen de la Luz, patrona de Liébana, y los carnavales de Piasca, donde hacemos un esfuerzo económico mayor. De esta forma se van recuperando o manteniendo los festejos, que nunca van a menos y eso es lo importante. En relación al Carnaval de Piasca tengo que decir que la asociación Andruido en la Paré de Piasca cuenta con todo nuestro apoyo, porque están realizando una magnífica labor de recuperar una tradición que se había perdido y que cada año es seguida por mayor número de visitantes.

–¿Era necesaria la rehabilitación del santuario de la Virgen de la Luz?

–Desde luego que sí, ya que además de los importantes arreglos llevados a cabo en la ermita, ya se dispone de un albergue muy bien acondicionado. A su vez, mediante el convenio con el Servicio Cántabro de Empleo, una cuadrilla del Ayuntamiento ha limpiado todo el entorno del santuario, haciendo entresacas y acondicionando muchas zonas que estaban cubiertas de maleza.