"Instalar pantallas metálicas en zona de posibles aludes es una prioridad"

Javier Campo, alcalde de Tresviso, cree que el municipio puede ser foco de atracción para senderistas y amantes de la naturaleza.
Javier Campo, alcalde de Tresviso, cree que el municipio puede ser foco de atracción para senderistas y amantes de la naturaleza. / Pedro Álvarez
  • Javier Campo, alcalde de Tresviso (PSOE), es consciente de que «los problemas derivados de la falta de comunicación por carretera con el resto de Liébana se acentúan en invierno»

Javier Campo es alcalde de Tresviso, un municipio situada en el territorio del Parque Nacional de Picos de Europa, desde 1999. Campo es consciente de que «los problemas derivados de la falta de comunicación por carretera con el resto de Liébana se acentúan en invierno» y por ello cree que «la instalación de pantallas metálicas por encima de la carretera en zona de posibles aludes es una prioridad». Reconoce que «el queso picón nos ha permitido ser más conocidos a nivel nacional e internacional» y apuesta por «mantener la población actual» y por ofrecer al turismo la posibilidad de hacer rutas de senderismo como la que parte desde Urdón, «una de las más bellas de Picos de Europa».

–¿Tresviso está en desventaja con el resto de municipios que tienen terrenos en el Parque Nacional de Picos de Europa?

especial

–La gran diferencia de Tresviso con el resto de municipios de Cantabria que tienen terrenos dentro del Parque Nacional de Picos de Europa es que todo el municipio está en el interior del Parque y eso conlleva una serie de restricciones que no se ven reflejadas cuando vemos que el resto de municipios lebaniegos consigue una mayor aportación económica al sumar la de las juntas vecinales y la del propio Ayuntamiento.

–¿Ve el alcalde posibilidades de crecimiento poblacional? ¿Qué medidas deberían tomarse?

–En nuestro caso lo importante sin duda alguna es poder mantener la población que actualmente tenemos. Se ha dado un paso importante al ir rehabilitando muchas casas, lo que permite que con las limitaciones, se mantenga la población, aunque en muchos casos se trate de una segunda residencia. En la actualidad es muy complicado fijar población dedicada a una ganadería que es poco rentable y que esta en retroceso en todas partes, ya que no hay recambio generacional, y aquí es donde realmente se podría aumentar la población por las características que tiene Tresviso. También por el turismo, que llega a conocer este bonito rincón y ha aumentado en los dos últimos años.

–¿Es difícil formar parte administrativamente de Liébana y carecer de un acceso directo a la comarca por carretera?

–Hay que tener en cuenta que la distancia entre Tresviso y Potes es de 80 kilómetros, lo cual ya indica la dificultad que tenemos los vecinos al no disponer de una vía de comunicación directa con el resto de la comarca. Ese problema lo vemos acentuado en invierno al tener que pasar un puerto de 1.300 metros de altura que nos comunica con la localidad asturiana de Sotres, a lo que hay que añadir las continuas nevadas. Los vecinos sabemos que es algo que forma parte de nuestra vida.

–Hablar de Tresviso siempre está unido a su producto más internacional que es el queso picón.

–Tresviso tiene dos cosas que van unidas siempre a la localidad. Por una parte, el queso picón, con el que se ha ganado numerosos premios nacionales e internacionales y que está en las mejores tiendas tanto dentro como fuera de la región, que nos ha dado a conocer en todo el mundo. Últimamente también se vende en Londres o en Nueva York. Pero también tengo que decir que todo el mundo asocia Tresviso con el aislamiento y con la distancia.

–¿Procuran mantener vivas las tradiciones y las costumbres?

–Siempre hemos procurado mantenerlas porque es algo que va unido a nuestra cultura tradicional y a nuestro pueblo. En este sentido, muchos vecinos y naturales de aquí que emigraron tienen su traje de tresvisano o de tresvisana. En la actualidad, continuamos con tradiciones importantes como son el ‘ramu’ y ‘la overa’ que van unidos a la fiesta en honor de San Pedro, patrono del pueblo, que celebramos cada año. Hay otras costumbres como pedir los aguinaldos o los juegos tradicionales que se han ido perdiendo porque es difícil poder mantenerlas con una población envejecida.

Turismo

–¿Cree que Tresviso tiene posibilidades para atraer a un turismo de aventura?

–Más que a un turismo de aventura, creo que tenemos posibilidades de poder atraer a personas que disfruten del senderismo y de todo lo que encuentran a su alrededor, como la fauna, la flora y las formaciones geológicas ya que disponemos de espacios naturales extraordinarios, pero siempre dentro del conjunto de Picos de Europa y de Cantabria, nunca como un ente aislado.

–¿Soterrar el tendido eléctrico es una de las prioridades de la legislatura?

–Sí. Es una obra necesaria, imprescindible y prácticamente las pocas subvenciones que recibimos son para destinarlas a estas obras.

–¿Ve necesarios los desbroces y entresacas en los montes de utilidad pública de Barreda y Valdediezma?

–Los desbroces son una necesidad para poder mantener el pasto para el ganado y así evitar los incendios, y las entresacas de hayas hacen que se consigan arboles que al alcanzar un porte suficiente, permiten que los vecinos los podamos utilizar para hacer fuego en nuestros hogares, ya que vivimos en una población donde los inviernos son muy rigurosos. Esta es también una forma de poder evitar incendios.

–¿Considera que el camino de Urdón se ha convertido en un referente para el montañero que llega a esta localidad del interior del Parque de Picos de Europa?

–El camino de Urdón a Tresviso es un referente para el montañero, con su desnivel de 830 metros, en una distancia de 6 kilómetros que se inicia en pleno Desfiladero de la Hermida y bordeando el cañón del río Urdón. Es uno de los caminos más espectaculares de los tres macizos de Picos de Europa.

–El pasado año la población estuvo incomunicada durante 28 días a causa de las fuertes nevadas. ¿Teme el alcalde que esta situación pueda volver a repetirse?

–Si una situación de fuertes nevadas se ha dado en el pasado, también se pueden dar en el futuro. Lo importante es que no haya ninguna emergencia médica o problemas con el ganado, porque la nieve al final siempre se acaba marchando.

–¿Qué medidas de prevención cree que deben tomarse ante las fuertes nevadas y para reducir el riesgo de aludes?

–Tenemos instalada una pantalla encima de la carretera que comunica con Sotres que este invierno funcionó bastante bien. Los aludes son uno de los mayores riesgos que podemos encontrarnos porque al quedar la carretera despejada de la nieve entran los coches al pueblo y la caída de aludes se puede producir en cualquier momento. Instalar pantallas metálicas por encima de la carretera en zona de posibles aludes es una prioridad. Todo lo que implique mayor seguridad será siempre bien recibido.

–¿Cuenta el municipio con buenas comunicaciones digitales?

–Las comunicaciones digitales son muy importantes en el mundo actual. Tresviso, dispone de una buena cobertura de telefonía móvil y de internet.