La carretera que une Tudanca y Polaciones se reabre este miércoles

fotogalería

Operarios trabajando en la retirada de las piedras / Antonio 'Sane'

  • La vía volverá a estar operativa durante el día y próximamente también por la noche

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda de Cantabria abrirá este miércoles, durante el día, el tramo de carretera entre Tudanca y Polaciones, dentro de la CA-281, Puentanansa-Pidrasluengas, tras las intensas labores de limpieza que se están llevando a cabo durante toda la jornada por los desprendimientos producidos esta madrugada.

Así lo ha informado el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, quien espera que próximamente, "en unos días", esté completamente operativa.

Por el momento, la carretera permanecerá cerrada al tráfico por la noche hasta que resulte seguro transitar de noche por la misma, aunque un grupo de operarios se encargará de abrir el paso en caso de emergencias.

Del mismo modo, la Consejería está facilitando alternativas de paso durante toda la jornada de este martes, informa el Gobierno en un comunicado.

Así, por ejemplo, se ha trasladado a cuatro personas que iban en un autobús de línea en un vehículo del Parque Móvil de Obras Públicas.

En los trabajos para asegurar la zona está interviniendo un grupo de siete personas especializadas en taludes, ayudadas de una grúa debido a la verticalidad de los mismos.

El director general ha explicado que el desprendimiento se ha producido en un saliente de roca y que se está analizando "minuciosamente" el conjunto del talud para evitar nuevas caídas de piedras sobre la calzada.

Por otra parte, la Consejería estudia ya otras medidas de cara a prevenir que futuros desprendimientos pudieran afectar a la carretera, como la colocación de una malla de cables en forma de visera que protegería la vía de cualquier tipo de argayo que pudiera producirse.