San Vicente reformará el Plan de Protección del Conjunto Histórico

Imagen de la Puebla Vieja de San Vicente.
Imagen de la Puebla Vieja de San Vicente. / V. Cortabitarte
  • Se buscará un documento que mejore la Puebla Vieja y facilite el desarrollo de nuevas actuaciones

La Corporación barquereña ha acordado dar los primeros paso para redactar un nuevo Plan de Protección y Reforma Interior del Conjunto Histórico de la villa que sustituya al actualmente en vigor que data del año 1993. Todos los grupos municipales respaldaron en el pleno celebrado el pasado jueves la iniciativa presentada por el Grupo Popular, al considerarla, tal y como reconoció el alcalde, una propuesta necesaria y positiva para el municipio.

Esta iniciativa llega después de que San Vicente logrará aprobar el pasado año su Plan General de Urbanismo, del que se dejó al margen el conjunto histórico, por contar con un plan especial y que por su complejidad, hubiese supuesto un notable retraso en la aprobación final del PGOU que estuvo bloqueado durante largo tiempo.

El actual Plan Especial de Protección y Reforma Interior del conjunto histórico de San Vicente (PEPRI), afecta a la Puebla Vieja y a gran parte del centro urbano, en el que se cuenta con edificios de gran valor monumental e histórico y uno de los mejores conjuntos de viviendas tradicionales del siglo XIX y principios del XX que giran alrededor de sus típicos soportales.

El PEPRI que fue uno de los primeros que se redactaron en Cantabria, fue un documento muy complejo de interpretar y gestionar a lo largo de estos años, causando numerosos problemas a los propietarios afectados y al propio Ayuntamiento, tal y como recuerdan en su moción los populares.

Las limitaciones y el modelo de actuaciones contemplado ha hecho que en estas dos últimas décadas apenas se hayan podido desarrollar intervenciones en el conjunto histórico, precisando de modificaciones puntuales. Sin embargo algunas de las ejecutadas han sido consideradas por muchos bastantes inadecuadas.

Además dentro de todo el espacio protegido, a juicio del PP,"existen bastantes edificaciones declaradas en ruina que precisan de una actuación urgente para ser reconstruida o derribadas y, por el contrario, otras que no cuentan con tal declaración, precisan de urgentes actuaciones que garanticen su futuro".

Resuelto ya el principal problema con que contaba San Vicente, de poner en vigor un nuevo PGOU, y vista la imperiosa necesidad de reformar el viejo Plan de Protección, contando la región con una Ley de Patrimonio en la que se establece los objetivos y los pasos a seguir en los nuevos planes especiales para los conjuntos históricos, concediendo a los ayuntamientos mayor autonomía en su redacción y aprobación, se ha considerado, por acuerdo unánime de todos los ediles barquereños, comenzar con este trámite, para lo que se fijará en los presupuestos del próximo año una partida económica.