Los niños se acercan al medio rural en la Feria de la Leche de Ruiloba

fotogalería

Los pequeños quedaron anonadados con los animales. / Javier Rosendo

  • El barrio de Trasierra acoge la primera edición de este certamen lácteo, que ha contado con una gran asistencia de público

Las mejores previsiones de los organizadores se superaron en la primera edición de la Feria de la Leche de Ruiloba que se celebró este domingo durante todo el día en sendas carpas ubicadas en el barrio de Trasierra. La notable afluencia de público, especialmente de niños que tuvieron la oportunidad de acercarse y conocer mejor algunos pormenores de la actividad en el medio rural, mantuvo muy animados los talleres y concurridas las zona de actividades. Así, los más pequeños –y los mayores también– aprendieron a ordeñar, a dar el biberón a un becerro y a elaborar quesos frescos o quesadas. También hubo puestos de venta de leche, helados y quesos de Cantabria, una exhibición de vacas de leche por parte de Ganadería Cudaña y un desafío entre José María Serna, el campurriano que tiene en su haber el récord Guinness de ordeño, y una máquina ordeñadora. Además se pudo degustar carne elaborada en barbacoa y chocolate con sobaos.

La feria, primera del año de estas características, ha contado con el respaldo de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y de la Odeca, cuyo director Fernando Mier visitó las carpas, así como del propio Ayuntamiento de Ruiloba.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate