San Vicente denuncia ante Puertos el cierre "injustificado" del paseo de La Barra

La portilla que cierra el paso al paseo de La Barra.
La portilla que cierra el paso al paseo de La Barra. / Vicente Cortabitarte
  • El alcalde reclama la apertura del espigón cuando no haya peligro de temporal de olas o que directamente se elimine la portilla

El rompeolas de San Vicente de la Barquera, La Barra, como popularmente la conocen todos los barquereños, es uno de los paseos mas frecuentados por sus vecinos y turistas, al ser uno de los lugares mas recomendados para la visita, ya que en sus cerca de 400 metros de longitud permite adentrarse en mar abierto. Se contempla por un lado los acantilados de Oyambre y por otro el arenal de la playa de Merón.

Hasta hace unos años no había ningún problema para disfrutar de este paseo, pero a partir del 2009, tras ejecutar la Dirección General de Puertos unas obras de remodelación del dique, se instaló una portilla para cerrarla en los días en los que por culpa de los temporales las olas sobrepasan el espigón.

El problema es que tras el verano y con la llegada de los primeros temporales, el personal de Puertos cierra la portilla de acceso y nadie se acuerda de volver a abrirla, a pesar de que la mayor parte de los días están en perfectas condiciones como para poder pasear sobre el dique.

Además su cierre no impide el que bastantes personas, especialmente los numerosos pescadores que acuden a dicho lugar, accedan a través de un sinuoso camino que existe en uno de los laterales, lo que si supone un verdadero peligro por caídas para los que lo utilizan.

Los vecinos y las propias autoridades municipales han mostrado en numerosas ocasiones su malestar por esta situación, lo que curiosamente provoca una inmediata reacción que se traduce en su apertura; pero dura solo un tiempo.

El alcalde barquereño, Dionisio Luguera, tras las quejas recientes de los vecinos, ha enviado un nuevo escrito a los responsables de Puertos, en el que recuerda las permanentes quejas que se están recibiendo por esta situación, señalando que «cuando estas protestas se han hecho públicas, la puerta se ha abierto con rapidez, pero al poco tiempo se olvidan y se mantiene cerrada. Así ha pasado últimamente que tras una denuncia de los vecinos en los medios de comunicación se abrió de inmediato, pero a los pocos días con un nuevo temporal se cerró y así permanece desde hace varias semanas, a pesar de que en todos estos días disfrutamos de un tiempo magnífico y de unas condiciones del mar inmejorables».

Luguera ha exigido a los responsables de Puertos que sean mas escrupulosos en las decisiones del cierre y apertura de la puerta del dique, por los perjuicios que provocan a los vecinos y visitantes de la villa, señalando que "si la actual solución de su cierre mediante una portilla no resulta viable, es preferible mantenerlo abierto, reforzando la señalización existente que ya de por sí es bastante clara, para que todo el mundo conozca el peligro cuando se producen circunstancias adversas en el mar".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate