Los lobos vuelven de nuevo a atacar las ovejas de Piasca

Así quedó la oveja que mataron los lobos.
Así quedó la oveja que mataron los lobos. / Pedro Álvarez
  • Han matado una oveja en el mismo lugar donde en el mes de febrero atacaron a cinco corderos

El pasado mes de febrero los lobos entraban en un recinto cerrado de la localidad de Piasca, en el municipio de Cabezón de Liébana, matando todos los corderos del ganadero Ismael Blanco, a escasos metros de las casas del pueblo. En aquella ocasión había once ovejas y cinco corderos en el interior del recinto cerrado con estacas. Los corderos fueron matados por los lobos en el interior de una caseta de la finca. En la noche del domingo, los lobos regresaron del nuevo al mismo lugar y mataron una oveja, pero en esta ocasión aún más abajo, ya que el prado donde se encontraban las ovejas está por encima del lugar donde se coloca la carpa en la fiesta de los carnavales.

Hace un mes, Blanco, denunciaba que en dos años había perdido quince corderos y que la administración solo le había pagado uno de ellos. Ahora, vuelve a pedir que el Gobierno de Cantabria actúe tomando medidas, tanto en los pagos como en los controles de población, "porque si continuamos así, en Liébana no van a quedar ganaderos", lamenta.