Obras Públicas concluye el paseo peatonal entre Potes y Santo Toribio

La figura del peregrino está junto al primer mirador del paseo.
La figura del peregrino está junto al primer mirador del paseo. / P.Á
  • El proyecto ha tenido un coste de 900.000 euros, cuenta con dos miradores y se inaugurará a mediados de este mes

El paseo peatonal que une Potes con el monasterio de Santo Toribio ha concluido esta semana. Las obras, adjudicadas a la empresa Riu S.A, han contado con un presupuesto de 900.000 euros. De esta forma, la Consejería de Obras públicas finaliza una senda que ha sido muy demandada por peregrinos y autoridades, ya que se trata del último tramo de Camino Lebaniego. Esta actuación, que será inaugurada próximamente, permitirá el acceso a los miles de peregrinos que acudirán a conocer el Lignum Crucis con ocasión de la apertura de la Puerta del Perdón el próximo 23 de abril.

El paseo peatonal, de 2,2 kilómetros, se inicia en las inmediaciones de la intersección de la CA-185 de acceso a Fuente Dé y tiene una anchura de dos metros, aunque en algunos lugares se rebaja a 1,5. Los primeros doscientos metros discurren por el término municipal de la villa de Potes y el resto, por el municipio de Camaleño.

En el lugar de inicio, en la margen izquierda de la carretera, en Fonfría, se ha instalado un semáforo con pulsador, con paso de peatones, para permitir cruzar la carretera sin peligro hasta llegar al inicio del paseo peatonal. Asimismo está previsto instalar otro semáforo de preaviso junto con otro de control de velocidad unos metros más adelante. A lo largo del recorrido se han construido dos miradores panorámicos: el primero, en el punto kilométrico 0,2, poco después de iniciarse el recorrido, donde se ha colocado la estatua del peregrino que se encontraba hasta ahora en la rotonda de acceso al monasterio; y el segundo se ha levantado a la altura de La Casería, donde se han ubicado también dos bancos, con una amplia panorámica de la villa de Potes y su entorno, así como de La Ventosa y de Peña Sagra.

El recorrido inicial llega a la altura de Mieses, donde se ha tenido que construir un muro. A continuación, sigue por la margen izquierda hasta pasar por el camping La Viorna, donde se cruza por un paso de cebra a la margen derecha, en la entrada que conduce al camino antiguo de La Casería. Al salir de aquí y hasta el aparcamiento, por debajo del monasterio, se ha habilitado un espacio peatonal junto a la carretera, por donde podrán subir los peregrinos. En el paseo se ha mejorado también el firme de la carretera, que se encontraba muy deteriorado, y se han sustituido las barreras de seguridad por unas nuevas de madera y de metal.

El alcalde de Camaleño, Óscar Casares, por cuyo término municipal discurre la mayor parte del recorrido, se ha mostrado muy satisfecho de la actuación "porque era una obra muy necesaria y demandada, debido a la poca seguridad que hasta ahora tenían los peregrinos que accedían al monasterio andando, ya que al hacerlo por la carretera el peligro era constante". Casares confirmó que "probablemente se proceda a la inauguración del paseo peatonal a mediados del mes de abril", con lo que se cumple el objetivo propuesto de estar disponible para la apertura de la puerta del Perdón del monasterio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate