Zimmerband: «Bob Dylan es el mejor músico contemporáneo que ha habido»

Zimmerband: «Bob Dylan es el mejor músico contemporáneo que ha habido»
  • El sexteto vasco-burgalés Zimmerband, gestado en Las Merindades en 2008, adapta al castellano al último Nobel de Literatura hoy en el Kafe Antzokia, dentro del séptimo ciclo Izar & Star. Además, documenta sus esfuerzos en el CD con catorce cortes ‘Los tiempos están cambiando’

El Izar & Star, el ciclo en el que grupos vascos homenajean a sus grupos favoritos e influencias mayores, abre sus puertas hoy (Kafe Antzokia, sala superior, 20 h, 5 €) al enigma de Duluth y proclama la publicidad: «Bob Dylan en castellano por primera vez en Bilbao. La mejor forma de entender el Nobel. Zimmerband ha adaptado los temas más emblemáticos del genio de Minnesota a la lengua de Cervantes».

Zimmerband son seis amigos, tres burgaleses y tres bilbaínos. Promedian «40 palos», tienen amplia experiencia en la militancia en bandas de rock, y se han atrevido a traducir al español el repertorio de Bob Dylan, alias artístico de Robert Allen Zimmerman (en hebreo Shabtai Zisl ben Avraham), nacido en Duluth, Minnesota, ayer miércoles hacía 75 años.

Con motivo de la efeméride y del concierto que los bilbo-burgaleses van a dar hoy jueves en el séptimo Izar & Star, interrogamos al líder de Zimmerband, al bilbaíno Alberto Cueto, vocalista y armonicista del sexteto, adaptador de las letras y alter ego de Dylan sobre el escenario. Alberto es periodista y nos atiende desde Madrid, adonde se mudó hace 16 a años.

- Alberto, ¿cuándo, dónde y por qué montasteis esta banda, Zimmerband, en honor a Robert Allen Zimmerman?

- Fue en Villarcayo y Medina de Pomar, donde veraneamos la mitad de grupo. Tres somos de Bilbao y la otra mitad viven allí. Nos conocemos de tocar por allí toda la vida en diferentes bandas. Una noche de farra en 2008 nos dimos cuenta de que a todos nos encantaba Dylan y, aunque veníamos de proyectos separados, decidimos tocar sus temas contando su historia. Hace dos años, durante un bolo en Madrid, se nos ocurrió hacer dos temas nuevos en castellano con un guitarrista flamenco, Pepe Carmona. Entonces nos dimos cuenta de que Dylan tiene un universo muy visual, cinematográfico, el cual se perdía al escucharlo en inglés. Eso nos empujó a grabar el disco en castellano con 14 temas, 'Los tiempos están cambiando'.

- ¿Por qué Dylan es lo más para vosotros?

- Porque es el mejor músico contemporáneo que ha habido. Nadie supera sus melodías y sus letras. Nadie como él te empuja a pensar sin resultar aburrido. Y le echó cojones para cambiar de género en contra de su propio público para trasladar las letras sociales al rock. Reivindicamos sus textos en una época en la que las letras están de relleno.

- ¿Qué os parece que le hayan concedido el Nobel de Literatura?

- Nos parece bien. Pero, ojo, no somos fans acérrimos. No tenemos capacidad suficiente como para afirmar que es el mejor escritor actual, porque quizá Murakami o Auster lo merecen más, aunque Dylan sí que se encuentra entre los mejores. Con el mérito añadido de que una canción es un poema con música y sonoridad. Eso es mucho más difícil de hacer.

- Ya, en teoría.

- Quizá por eso lo han criticado escritores como Vargas Llosa o Sánchez-Dragó que, posiblemente, no han cogido una guitarra en su vida. Y, por supuesto, no se han leído su obra, que han comparado con algo para niños.

- ¿Y qué os ha parecido su comedieta de acepto el Nobel, no lo acepto, no les cojo el teléfono, tomo el pelo a la Academia…?

- Nos da igual. Nos gusta su obra, no necesariamente la persona. Somos conscientes de que es un tío nada enrollado y en su momento ya nos cansamos de verle en directo. Eso sí, sus puntos personales le otorgan un rollo fascinante y ya no nos extrañan. Huye de su propio mito… y de los medios de comunicación desde hace 40 años. Lo que paradójicamente logra que Bob Dylan esté siempre en boca de todos.

- Traducís sus letras al castellano. ¿No hay que pedir permiso para traducir y editar a artistas de esta categoría? Los Beatles no suelen concederlo…

- Estamos en ello, en trámites. Nos piden que presentemos las traducciones literales. La mayoría de nuestras letras son muy parecidas, pero no idénticas, y eso lleva su tiempo. Tenemos una cambiada totalmente, adaptada contra el fracking. Los ‘señores de la guerra’ de antes son hoy los ‘señores de la energía y los consejos de administración’.

- ¿Cómo son vuestros bolos? ¿Cómo será el de Bilbao, en el Antxiki?

- Arrancan con esta frase: «Nací en 1941 en un pueblecito de Minnesota. Casi medio siglo después se detuvo el tiempo y me vine a vivir a Las Merindades. Este es el resultado». Y entonces yo me transformo en él para narrar su historia, la del Dylan que se traslada a finales de los 80 al norte de Burgos para vivir con The Band en el campo. Hay otro Dylan, pero no es él. Ése otro, el famoso, se lleva los premios. Este se queda con la tranquilidad. Y nuestros conciertos son una fiesta. Suena a frase hecha, pero es la verdad. Cantamos cinco de los seis y siempre guardamos sorpresas para los bises.

- ¿Cuántos bolos habéis dado en total con Zimmerband?

- Imposible de calcular. ¿Unos 70?

- Antes decías que habéis tocado en más grupos. ¿En cuáles?

- Hemos estado en un montón de bandas: Telegrama Sam (rock), Insonora (rock psicodélico), Illegal fusion (soul), Kilómetro 80 (pop-rock)... Aquí tienes toda la lista.

- ¿Y os pluriempleáis en otras bandas actualmente?

- Compaginamos a Zimmerband con Deambulantes (rock), Primeros De Mes (rock), Rock And Kids (rock infantil), Llap (folk-rock)...

- ¿Algo que añadir, Alberto?

- Que también nos encanta Neil Young. Hemos tocado entero dos veces el disco 'Tonight’s The Night' en sendos Rust Fests, unos festis de homenaje que se celebran en Burgos y Galicia.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate