El regalo perfecto para abuelos entregados

El regalo perfecto
para abuelos entregados

  • Cuesta 16,50 euros y se convertirá en un tesoro para el niño con el paso de los años

Cuando veo a mi padre tratar de hacer una foto con el móvil a mi hijo pequeño (20 meses y 120 pasos por minuto durante las diez horas que está en modo 'on') me doy cuenta de que lo que siente hacia ese pequeñajo incombustible es pasión. No solo por la ardua tarea de tomar la instantánea, sino porque después de un buen rato de enfocar en vano, mira el resultado (borroso, claro) y se le dibuja una sonrisa de oreja a oreja. Le adora, pienso. Y el niño a él.

Mi padre, que nunca jugó con mi hermana y conmigo, jamás nos cambió un pañal y mucho menos nos dio de merendar, ha sufrido la metamorfosis del abuelo común. A sus 66 años recién cumplidos se sabe de memoria las 18 canciones del primer volumen de los Cantajuegos y habrá visto medio centenar de veces el capítulo de la granja de Baby Einstein. ¡Y lo hace con gusto! Pero eso no es todo, mi padre, como abuelo entregado que es, juega al pilla-pilla y al cucú-trastrás y haría el pino puente si el renacuajo de la casa se lo pidiera.

Algo que se escapa a la razón debe ocurrir en el cerebro de los padres cuando se convierten en abuelos. Espero comprobarlo algún día. Mientras tanto, me quedo con la certeza de que la relación nieto-nieta-abuelo-abuela es tan enriquecedora (para todos) que marcará el resto de sus vidas. Y hay estudios que van más allá en los beneficios de este negociado. El pasado miércoles, sin ir más lejos, un teletipo de Europa Press decía que investigadores de la Universidad de Basilea, en Suiza, aseguran que las personas mayores que ayudan a cuidar a otros, bien a sus nietos o a otras personas, viven más años que aquellos abuelos que no lo hacen.

También habréis oído el mensaje contrario: la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología advertía el año pasado de que el cuidado de los nietos puede generar estrés y sobrecarga a los abuelos, algo que puede agravar sus dolencias y hacer que descuiden su salud.

Sea como fuere... todos los abuelos (los que están abducidos por los nietos y los que rezan a diario para que cumplan los 14) estarán encantados de recibir un regalo original en Reyes que sustituya a los calcetines de rombos y la taza con el rótulo 'Eres la mejor abuela del mundo entero', que tampoco está nada mal por 10 euros.

El descubrimiento se titula 'Querido abuelo: entre tú y yo (cuéntame tu vida)' y es un libro de 128 páginas en las que el abuelo plasmará su vida respondiendo a unas sesenta preguntas tipo ¿cuáles son tus primeros recuerdos? o ¿quiénes fueron tus mejores amigos cuando eras joven? Al finalizar, el abuelo habrá sacado del baúl de los recuerdos sus experiencias y anécdotas y el nieto, que debe colaborar en el proceso de creación del relato, tendrá un precioso tesoro en formato papel.

Editado en castellano por Cuéntame Tu Vida en septiembre de 2015 tras su éxito en el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia y Sudáfrica, tiene también la versión abuela al mismo precio: 16,50 euros más gastos de envío. En este enlace puedes ver cómo es el interior del libro y, si te convence, comprarlo. Yo acabo de encargar uno para mi suegra, que cuida a mi hija de seis años desde que tenía cuatro meses. Y también se adoran.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate