¿Un momento de tranquilidad con niños? Es posible

¿Un momento de tranquilidad con niños? Es posible
  • El mindfulness es una técnica practicada por adultos que buscan un remanso de paz en el frenético ritmo de vida actual. Sylvia Comas plasma ahora en un libro cómo aplicar la llamada 'atención plena' en familia

"Mind, ¿qué?". Está pregunta se la han hecho decenas de veces a Sylvia Comas cuando explica que se dedica a promover el 'mindfulness'. Entonces, añade que en español se conoce como conciencia plena y que conforman unas pautas que tienen como objetivo prestar atención al momento preciso, a las emociones, a las sensaciones corporales. En definitiva, en dejar de un lado el ruido que nos rodea para prestar un poco de atención a nosotros mismos. El doctor Jon Kabat-Zinn fue quien hace 37 años llevó a cabo este concepto al tratamiento del estrés laboral con un programa que Comas y su socia llevan enseñando desde hace doce años. 

Unas ideas cuyas raíces están en el budismo y que poco a poco se va conociendo. "En este tiempo, sí hemos visto una evolución. No diría que está normalizada, pero hay mucha gente que conoce la palabra pero no sabe a qué corresponde", explica. Para intentar poner esta "forma de ser, de estar presente", Comas decidió escribir 'Burbujas de paz' (Nube de tinta), un libro para que toda la familia pueda disfrutar de esta técnica. 

"La gracia de hacer las cosas con más atención es que hasta en las cosas sencillas encuentras otra dimensión. Si lo haces conscientemente, lo disfrutas del doble. Por eso creo que la práctica de 'mindfulness' está teniendo mucha difusión y buena acogida porque vivimos en una sociedad que tiene un grado de satisfacción medio que no se ha conocido en otras épocas, sin embargo el nivel de satisfacción de la gente no es el mismo", apunta. 

Comas añade que "hay que recuperar la capacidad de saborear otra vez las cosas e inculcar eso a los niños me parece muy importante porque vivimos en un mundo en el que todo va muy rápido". Por ejemplo, que los niños (y los no tan niños, como recalca) disfruten con pautas sencillas como pelar una mandarina. "Es un ejercicio para darnos cuenta de que casi no comemos sino que engullimos en dos minutos y no saboreamos las cosas", comenta la socia fundadora del Instituto esMindfulness. 

Es solo uno de los ejercicios que se pueden hacer durante el programa de ocho semanas que recoge el libro con ejercicios para toda la familia. Respiraciones con peluches, caminar con vasos de agua, identificar caras, momentos de relajación o reconocer lo mejor de uno mismo y de los demás con dibujos son algunas de las burbujas que se pueden realizar. Además, esta experta incluye películas para explicar el proceso. 

Entre prácticas informales, explicaciones y ejemplos, Comas añade capítulos específicos dedicados al déficit de atención y a las nuevas adicciones como el móvil o internet. "Los niños captan muy bien la experiencia más que el concepto. Los niños están muy atentos pero a una cierta edad se va perdiendo porque tienen más estímulos", apunta esta experta en 'mindfulness' que también insiste en la necesidad de que el adulto esté tranquilo. "Si el adulto está calmado, también va a ver reflejado eso. Los niños son esponjas y reflejan lo que ven los adultos", comenta.