Una tablet personalizada para cada alumno

Una niña estudia con la tablet de Snappet en clase.
Una niña estudia con la tablet de Snappet en clase. / RC
  • Snappet es un dispositivo español para que los niños se motiven al estudiar lengua, inglés y matemáticas pero sin distracciones

La tecnología se está introduciendo poco a poco en las aulas, pero en ocasiones es un avance problemático ya que los niños pueden distraerse al asociar los dispositivos al ocio y no a los estudios. Además, en los últimos años se ha hablado de la personalización de la educación, una tarea pendiente del sistema educativo español cada vez más demandada por asociaciones de padres y profesores.

Snappet pretende dar solución a ambos problemas. Se trata de una tablet para las aulas que personaliza la educación de cada alumno de acuerdo a sus intereses y puntos a mejorar. Además, se puede configurar el dispositivo por parte de los profesores para que los alumnos no puedan tener acceso a nada más allá de lo que ellos consideren educativo.

“La misión de Snappet es mejorar la educación en primaria usando las nuevas tecnologías. Con esta tablet todos los niños tienen acceso a la enseñanza y a los materiales de capacitación en el nivel adecuado”, explica James Dress, director de marketing de Snappet España. “Para democratizar la educación y que llegue más al alcance de todos, se pasa el modelo de enseñanza a una clase de 25 alumnos. El beneficio es que hay educación para todos pero se pierde la personalización, de manera que en la mayoría de los casos el alumno está obligado a aprender al ritmo de la clase y no al que mejor le convenga”, dice Dress.

Con el objetivo de que los alumnos no se distraigan con tanta tecnología, Snappet está diseñado para que el profesor pueda controlar su uso a través de un cuadro de mando, donde tiene “más información sobre lo que está haciendo el niño que con el libro de texto tradicional”, afirma Dress. Así, el alumno solo puede trabajar en la tablet aquello que el profesor haya autorizado.

El problema de la implementación de la tecnología en las aulas hasta ahora, según Dress, es que se focalizaba más en el hardware que en el software, es decir, muchos centros compran dispositivos como tablets y ordenadores para los alumnos pero “no tienen claro los objetivos que quieren conseguir con su uso”. “Creemos que la personalización es el futuro y y ofrecemos el uso de las nuevas tecnologías pueden potenciar este punto. Las nuevas tecnologías deben motivar a los alumnos a aprender más y deben optimiza el tiempo del profesor para poder dedicar más de ello a los alumnos. La tablet es el medio que usamos de conseguir estos objetivos, pero no es el fin”, concluye el director de marketing de Snappet España.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate