eldiariomontanes.es
Sábado, 4 de marzo de 2006
 Webmail      Alertas    Envío de titulares      Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES


Vida y Ocio / SOCIEDAD
Panorama - Salud
La anemia en los pacientes con cáncer de próstata
Este trastorno en la sangre afecta seriamente la calidad de vida de los enfermos de cáncer, provocando en ellos una sensación de agotamiento que no desaparece con el descanso
La anemia en los pacientes con cáncer de próstata
Los síntomas de la anemia podrían evitarse con un diagnóstico precoz del tumor. / DM
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La anemia es un trastorno muy común en los enfermos de cáncer; de hecho, en Europa el 75% de pacientes con neoplasia presentan además un estado anémico. Sin embargo, los estudios señalan que más de la mitad no recibe tratamiento para corregir esta patología asociada.

La anemia es una alteración de la sangre que produce una disminución del nivel de glóbulos rojos encargados de transportar el oxígeno por el cuerpo. Su presencia en pacientes de cáncer puede ser el resultado de muchos factores: la quimioterapia, radioterapia, medicación, pérdida de sangre y falta de hierro. De hecho, muchos tratamientos para combatir el cáncer están diseñados para destruir las células cancerígenas, pero también pueden matar o dañar las células sanas, incluyendo los glóbulos rojos.

Por otro lado, el cáncer también genera trastornos en los hábitos de vida y en el estado anímico del paciente: cambios en los patrones de sueño, de actividad diaria o de alimentación, así como estados de ansiedad, depresión o estrés. Todo ello puede dar lugar a la aparición de una anemia.

Este trastorno en la sangre puede resultar difícil de identificar, dado que a menudo sus síntomas iniciales son leves. Además de una sensación de fatiga general que no desaparece con el descanso, el paciente suele experimentar sofocos, pérdidas de concentración, mareos o desmayos, palidez, ritmo cardiaco rápido, sensación de frío, tristeza o depresión.

Otra dificultad en diagnosticar la anemia radica en que el paciente suele asociar la fatiga extrema con el mero hecho de estar enfermo o de estar recibiendo un tratamiento paliativo del cáncer, por lo cual no informa al médico sobre sus síntomas.

La braquiterapia

Los síntomas de la anemia podrían evitarse con un diagnóstico precoz del tumor. Esto permitiría al paciente acceder a tratamientos mínimamente invasivos, que no generen en el paciente la sensación de agotamiento provocada por esta patología. Uno de ellos es la braquiterapia, técnica que se utiliza para el tratamiento del cáncer de próstata.

De probada eficacia, la braquiterapia consiste en introducir, a través de agujas muy finas, semillas radiactivas de yodo-125 o de paladio-103 directamente en la próstata. Estas semillas emiten una radiactividad de baja energía a lo largo de un período que dura entre seis semanas y seis meses, reduciendo progresivamente su actividad.

Gracias a esta precisión en la radiación, la posibilidad de que las células sanas o los órganos circundantes se vean afectados es mínima. Por ello, el índice de anemia, disfunción eréctil o incontinencia urinaria es muy bajo. Además, la braquiterapia no requiere de incisión quirúrgica, por lo que la estancia hospitalaria es de 24-48 horas.

Todos los hombres a partir de los 50 años tienen más probabilidades de padecer un tumor en la próstata, sobre todo aquellos con antecedentes familiares; por tanto, es muy importante que se realicen una revisión periódica a partir de esta edad. Esto permitirá que puedan acceder a técnicas de tratamiento mínimamente invasivas como la braquiterapia.

Más información I

www.circulodebraquiterapia.com

PowerAxle, Gabinete de Prensa del CBP.

Tf.: 91 594 18 09.

Fax: 91 594 20 13

E-mail: poweraxle@poweraxle.es



Vocento