eldiariomontanes.es
Sábado, 29 de abril de 2006
 Webmail      Alertas    Envío de titulares      Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
- Semana Santa
- Ofertas viajes
- Casas rurales


CANTABRIA
Otras Noticias
MANUEL TOHARIA CIENTÍFICO / «A los jóvenes hay que enseñarles a pensar»
El director del Museo de las Ciencias de Valencia analizó en Santander los retos de los emprendedores
MANUEL TOHARIA CIENTÍFICO / «A los jóvenes hay que enseñarles  a pensar»
Manuel Toharia, ayer en la Cámara de Comercio. / CELEDONIO
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Astrofísico, meteorólogo y actual director del Museo de las Artes y las Ciencia de Valencia, Manuel Toharia, considera «la actitud personal» uno de los factores fundamentales a la hora de hablar de empleo y trabajo. Actitud que pasa por «saber mirar a los lados, quitándose las orejeras. Informarse, tener curiosidad. Aunque el mundo nos obligue a converger, para avanzar hay que diverger». El científico, también presidente de la Asociación de Periodistas Científicos, cree que la «divergencia mental» da resultados. «A los jóvenes hay que enseñarlos a pensar. Su postura ante los problemas puede más que un gran currículum o una gran experiencia».

En el museo que dirige, los carteles prohíben «no pensar, no tocar, no sentir». Y es que no se innova sin ruptura, indicó Toharia, «porque el I+D+i no es más que fijarse en algo en lo que antes nadie se había fijado. Las empresas y los emprendedores que no asuman que hoy estamos en un mundo que nunca antes se había conocido no sobrevivirán mucho tiempo».

En este nuevo espíritu divergente por el que abogó, tendrían un papel importante «reírse más» y también «hacer más el amor». Dos propuestas que la ciencia ha demostrado que son básicas para «ser feliz», el último ingrediente que hace a la gente capaz de enfrentar retos diferentes. «Aunque hay que estar preparado para el fracaso», advirtió. «Es preciso saber que no habrá empleo para todos. Aún así, el fracaso no debe desanimar. Nunca se les dice a los jóvenes que el mundo es duro, que hay mucha gente que les pondrá la zancadilla. Habría que decírselo y que sepan que no pasa nada».

El científico abrió ayer en Santander un seminario organizado por la Cámara de Comercio de Cantabria en el que se analizaron los 'Puntos de encuentro para la nueva cultura del empleo'. Tras su intervención, el experto señaló que vamos camino «a un mundo lleno de pequeñas empresas, que serán muy rentables, se montarán con pocos medios y en las cuales lo principal serán las ideas». «El capital, en este mundo de nuevas tecnologías, ha dejado de ser un elemento esencial».

Toharia agregó que estar formado es vital, pero que lo es más «ver los trenes cuando pasan por tu lado. No tienen porqué ser en forma de empresa. Pueden ser en forma de autoempresa». Lo que está acabado, a sus ojos, es el trabajo estable, para toda la vida. «El mundo va por otro lado. Por eso hay que pensar de otra manera. Éste ya no es el mundo que conocieron nuestros padres y abuelos».

Por eso serían necesarias otras fórmulas para encarar las nuevas situaciones, «sin olvidar que es preciso estudiar, tener bagaje cultural. Pero éste no es un fin, sino un instrumento».



Vocento