eldiariomontanes.es
Sábado, 10 de junio de 2006
 Webmail      Alertas    Envío de titulares      Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES


Vida y Ocio / SOCIEDAD
Panorama - De ruta por Cantabria
Santa Clara, convento antes que instituto
Los afables Mariano, Sandra y Sol garantizan un trato familiar en Casa María, establecimiento situado en el corazón de Santander y sede del Centro Aragonés, que ofrece buena cocina a base de recetas tradicionales incluidas en interesantes menús del día y degustación
El 9 de agosto de 1253, dos días antes de morir, Clara de Asís (Chiara dei Scefi) recibió del Papa Inocencio IV la confirmación de la regla de la orden que había promovido, las Clarisas -que quedaría dividida en numerosas familias-. Rama femenina de los franciscanos, ya a principios del XIII la contaba con un establecimiento en Santander, situado al norte de la villa, intramuros (entre las puertas de la Sierra y Santa Clara), en las cercanías del monasterio de San Francisco -que sí se hallaba extramuros como era habitual-. Según la crónica, fue fundado por María de Guitarte, viuda de Gonzalo García de Santander, capitán de las embarcaciones de Alfonso X y Sancho IV. En su interior se alojaban freiras (monjas) y dueñas (mujeres que no habían profesado y seguían las normas del convento).

El complejo medieval fue reedificado a lo largo del siglo XVII, siendo su estructura gótica y renovada por otra clasicista. A esta reforma se remontaban el coro y la espadaña, trazadas por Francisco de la Riva Velasco (1654), así como otras intervenciones acometidas por Pedro de Gandarillas (1705).

Un nuevo centro docente

El convento de Santa Clara se vio afectado por la orden aprobada el 25 de julio de 1835 por la cual se suprimían los monasterios y conventos aplicándose sus bienes y rentas a la extinción de la Deuda Pública -sus moradoras se refugiarían en el convento de La Canal en Villafufre-. Tres años después, una sesión de la Diputación Provincial de Santander celebrada el 15 de mayo se promovió la creación del Instituto Cántabro de Enseñanza Media, a propuesta de la Real Sociedad Cantábrica. Se decidió que la nueva institución docente se alojara en las dependencias del convento desamortizado y el 26 de aquel 1838 el centro quedó inaugurado -una Real Orden de 20 de junio de 1839 dio lugar a su fundación definitiva en 1839-.

Durante más de medio siglo, el convento sirvió a su nueva función, si bien su antigüedad obligaba a repararlo cada curso -ya en 1840 se había procedido a la demolición de parte de sus instalaciones y a la edificación de espacios docentes con el material de derribo-. Finalmente, en la Navidad del curso 1907-1908 se hundió una sala y fue declarado en ruinas. Los alumnos y profesores fueron temporalmente alojados en y se procedió a demoler el venerable complejo.

Dos fotografías tomadas en 1890 en las que se ven el pórtico y el ábside poligonal de la iglesia son los únicos testimonios del recinto religioso -también se ha conservado un clave de bóveda que se estima perteneció a la capilla mayor y permite reconstruir su estructura nervada-.

El proyecto del futuro Instituto General y Técnico fue realizado en 1911 por Francisco de los Cobos y Lorenzo Gallego y en enero de 1916 comenzaron las clases en el nuevo establecimiento. En la actualidad alberga el Instituto de Educación Secundaria Santa Clara (www.isantaclara.org).



Más información:

www.cantabria102municipios.com



Vocento