eldiariomontanes.es
Jueves, 15 de junio de 2006
 Webmail      Alertas    Envío de titulares      Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES


Vida y Ocio / TELEVISIÓN
TELEVISIÓN
Javier Sardá regresará a Telecinco en otoño con un programa de viajes
La cadena celebra hoy el regreso del presentador catalán en una fiesta, en el madrileño Museo del Ferrocarril
Javier Sardá regresará a Telecinco en otoño con un programa de viajes
El presentador catalán triunfó con 'Crónicas Marcianas'. / DM
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Javier Sardá volverá a Telecinco el próximo otoño con un programa que en nada se parecerá a 'Crónicas marcianas'. Un año después de anunciar que se tomaba un año sabático, Sardá celebrará hoy su regreso a la cadena de Mediaset con una fiesta por todo lo alto, en el madrileño Museo del Ferrocarril, arropado por los principales directivos de la cadena, Paolo Vasile, Manuel Villanueva y Alberto Carullo, consejero delegado, director general de contenidos y director de antena.

Poco quiere desvelar Telecinco acerca del nuevo formato de su estrella mediática antes de este acto festivo con el que se anuncia su vuelta. Sólo se sabe que dejará atrás el espectáculo que llevó a su planeta particular, con sus luces y sus sombras, para centrarse en el reportaje puro. Se anuncia que dirigirá un programa dedicado a los españoles que viven fuera del país y que trabajará con su habitual colaborador, Jorge Salvador, para coordinar el equipo con el que viajarán por diferentes países para realizar entrevistas con el personaje elegido, así como reportajes de su entorno. Se especula con la posibilidad de que Sardá vuelva en horario estelar, pero la cadena deja las precisiones para los próximos días.

Atrás quedó Marte

«Acabo con el programa o el programa acaba conmigo», comentaba Javier Sardá en una de sus últimas noches 'marcianas', cuando le preguntó una invitada por el motivo de su marcha. El comunicador catalán anunció en abril que se tomaría una año sabático después de mantenerse ocho como líder indiscutible de su franja horaria. Sólo Buenafuente logró hacerle sombra en todo ese tiempo, pero se fue sin que nadie le arrebatara el cetro: un 29,5% cuota de pantalla media, niveles ahora raros en la pequeña pantalla.

Sardá se fue después de más de 1.200 emisiones y tres mil horas en directo. Llegó a Telecinco tras la salida de Pepe Navarro y su 'Esta noche cruzamos el Mississippi', que tanta polvareda levantó. El comunicador catalán elevó las tardes radiofónicas, primero en RNE y después en la Cadena Ser con su buen amigo, el señor Casamajó, y llegó a las noches de la cadena privada después de presentar multitudinarias charlas de 'Moros y cristianos'. Telecinco quería aportar prestigio e ingenio, conseguir un espectáculo fresco que fuera otra cosa, al margen de los seísmos periodísticos que oscilaban en los espacios de Navarro. Pronto tomó el mando de las noches y las enriqueció. De su mano llegaron al plató de San Just Desvern toda una galaría de personajes: Martí Galindo, Paz Padilla, Rosario Pardo, Mariano Mariano, Manel Fuentes, Boris Izaguirre, Carlos Latre...

«La habilidad de Sardá ha sido saber adaptarse a los cambios del público y de la propia televisión», señaló un portavoz de la cadena a la hora de hacer balance del veterano programa. Porque después aterrizaron por 'Crónicas marcianas' personajes que se han ido abrigando al calor del éxito de los 'realitys', 'Gran hermano' y sus derivaciones. En este aspecto, el espacio también mantuvo viva la polémica, pero incluso las voces críticas dejaron traslucir un sentimiento de amor-odio hacia un profesional inteligente a quienes algunos no perdonaron algunas licencias noctámbulas, pero que marcó una época en el llamado 'late night' de la televisión.

Durante su tiempo de ausencia de la pequeña pantalla, sólo ha trascendido de Sardá su boda con Ana María Gutiérrez, peluquera del programa. Fue un enlace civil y discreto, celebrado en Palaffols.



Vocento