Túnel de la Atalaya de Laredo, en busca de "La Soledad"

  • Porque la vida, es un viaje

  • Atravesar el espectacular túnel de la Atalaya de Laredo para asomarse al Mar Cantábrico es todo un espectáculo

  • Las olas rompen sin descanso los viejos muelles, vestigios mudos de un gran proyecto del siglo XIX que se quedó en la más pura Soledad

Cruzo la península de la Atalaya de Laredo por un túnel industrial. El sonido de mis pasos marca un ritmo pausado. Unas largas sombras de mí mismo son proyectadas por pequeñas lámparas incrustadas en la roca. A mediados del siglo XIX se construyó este imponente túnel que atravesando la emblemática Atalaya intentó llevar a buen puerto, y nunca mejor dicho, un gran proyecto de ingeniería. En 1862 empezaron las obras del nuevo fondeadero que iba a sustituir al puerto medieval. Éste quedaba en muchos momentos colmatado por bancos de arena que ponían en jaque a la flota pesquera. Tras unas brutales galernas destructoras el proyecto quedó en el olvido.

La luz cegadora de esta mañana me muestra un pequeño mirador que se asoma sin miedo sobre una bahía solitaria. La boca del túnel queda atrás camuflada en la ladera de la Atalaya. Varios diques en estado ruinoso luchan contra viento y marea sabiendo que la batalla está perdida. A la derecha una pequeña cala de arena, dicen que volcánica, me invita a pasear por la orilla del mar. En el horizonte los acantilados de la Sierra de la Vida y el monte Candina son azotados por un mar embravecido tras los últimos temporales.

Para llegar hasta aquí nos hemos acercado al puerto de Laredo. A escasos doscientos metros se encuentra la boca del túnel que atraviesa la Atalaya. Son más de 200 metros de largo perfectamente iluminados y preparados para personas con movilidad reducida. A la salida nos encontramos con un pequeño mirador con barandilla y bancos que se asoma a una costa solitaria y natural de gran valor ecológico.

Para más información sobre horarios de la apertura del túnel podéis consulta la web de la oficina de turismo de Laredo.

Porque la vida, es un viaje.

*El hombre bisonte y el chamanismo

*Los cántabros en el arte paleolítico

*El castillo faro de Castro Urdiales, identidad de todo un pueblo

*Espectacular arcoiris desde el Portillo de la Sía en el Valle de Soba

*Los secretos del nacimiento del Ebro

*El primer carnaval del año: La Vijanera

*Vuelo sobre la ría de Ajo

*El castillo de Argüeso: Una fortaleza legendaria

*Pasear por Bárcena Mayor en las noches de otoño

* Cinco lugares de Cantabria para visitar en familia

* Caminando por el Alto Pisueña

* Otoño en los bosques del Saja

* Surada en Los Tornos

* Los mamuts de Rasines

* La Península de La Magdalena y el National Geographic

* Buitres leonados en Candina

* El secreto de Santillana del Mar

* Un paseo entre las secuoyas de Cabezón

* Castro y el gótico en estado puro

* Diez espacios naturales de Cantabria que no te puedes perder

* La ruta de los menhires de Valdeolea

* La fortaleza de Santoña

* La verdad de Santillana

* Los ángeles de Guriezo

* Laredo o la batalla del color

* Un lluvioso día por el Alto Miera

* En un rincón de Costa Quebrada

* Una playa salvaje en Arenillas

* Galizano tiene magia

* Comienza la ruta DM 2015

* De ruta por el sur de Cantabria

* De ruta por Picos de Europa

* Cantabria, de Este a Oeste

* ¿A qué huelen los puertos de Cantabria?

* Visitamos la ermita rupestre de San Juan en Socueva

* Una jornada de pesca entre Castro Urdiales y Laredo

* El molino de marea de Santa Olaja