Otoño en la playa de Oriñón

La espectacular playa de Oriñón.
  • Paseando por la extensa playa de Oriñón recuerdo el encuentro con la gran ballena que varó hace años con la bajamar

Seguimos con buen tiempo en este otoño que parece más bien el final de un verano que no nos quiere dejar. Un buen momento para pasear por este enorme arenal del oriente de Cantabria. Las playas para mí siguen siendo atractivas fuera de la temporada de vacaciones. Apenas hay gente y se respira un ambiente relajante. El aire fresco cargado del yodo marino es salud con mayúscula ¡Un auténtico balneario para toda la gente!

La playa de Oriñón se encuentra rodeada de bellas montañas que caen precipitadamente al Mar Cantábrico. De hecho el monte Cerredo es la cota más alta cercana al mar en toda la costa del norte de España.

Mirando al cabo Cebollero, conocido como la Ballena de Sonabia, recuerdo el encuentro ya hace unos cuantos años con un enorme rorcual común que quedó varado tras la bajamar. Una imagen que no podré olvidar. Tras la muerte del imponente ejemplar se descubrió que vino a morir por la ingesta de varios kilos de plástico. Un grave problema que lejos de arreglarse se está convirtiendo en un calvario para la fauna marina.

Me voy con sentimientos contradictorios, pues a pesar de todos los males que acechan a nuestros mares, siempre es un placer pasear por esta costa privilegiada.

Espero como siempre vuestra compañía y seguimos porque la vida es un viaje.

Para llegar hasta aquí

Hemos cogido la autovía del Cantábrico desde Castro Urdiales dirección Santander. Justo después de atravesar el puente del río Agüera nos hemos salido hacia Oriñón. Aparcamos a la entrada del pueblo junto al camping. Un complejo de dunas se convierte en las puertas del paseo. La zona de rocas donde resalta el gran abrigo se encuentra a la izquierda y aconsejo verla con marea baja. En el otro extremo veremos la desembocadura del río Agüera.

Más planes por Cantabria

El Mundo de Jaled se ha convertido en una referencia a la hora de descubrir lugares mágicos en Cantabria. Cada viernes, este joven castreño nos descubre un plan para disfrutar sin salir de la región y aquí podéis ver todas sus propuestas.

Jaled nos propone visitar playas para disfrutar de la naturaleza, miradores a los que asomarse para quedarse boquiabierto, lugares como la necrópolis medieval de Valderredible, que nos ayudan a entender la historia de Cantabria, o joyas de la arquitectura religiosa cántabra como la ermita de Castro Urdiales.

Ahora que cada vez hay menos días playa podemos empezar a programar nuestras agendas con planes en Cantabria para hacer en pareja o en familia. Conocer la cueva de Cullalvera o disfrutar de un día de lluvia por el Alto Miera son solo algunas de las opciones que El Mundo de Jaled nos descubre desde dentro.