Caminos de hierro, el túnel de Valverde

Un tramo de la ruta verde, cubierto por una espesa vegetación, con helechos y musgos.
  • La vía del tren de Castro Urdiales que con el paso del tiempo y el olvido se transformó en una vía verde

Paseo por un tramo cubierto por una espesa vegetación donde los helechos y musgos son buenos indicadores de la humedad que envuelve este entorno natural. Mis pasos me llevan plácidamente por esta vía verde hasta el túnel de Valverde. Una espectacular obra que atraviesa las faldas del montecillo de Cueto para acercarnos a la población de Mioño. 400 metros iluminados por una luz tenue con el único sonido de nuestros pasos.

Todavía quedan unos cuantos vestigios de aquella vía férrea que tuvo Castro Urdiales a finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. Puentes, muros de contención, túneles y un cargadero de mineral son testigos mudos de una época industrial en el oriente de Cantabria. El fin era el transporte del mineral de hierro pero también el de pasajeros hacia la villa de Bilbao.

No ha pasado tanto tiempo de aquella época de frenética actividad en el municipio de Castro Urdiales pero viendo estos vestigios me producen un respeto propio de algo arqueológico.

Para llegar hasta aquí

Hemos llegado a Castro Urdiales por la segunda entrada a la ciudad viniendo desde Santander. En la segunda rotonda giramos a la derecha y veremos una gasolinera. Cogemos una calle vecinal rodeada de casas unifamiliares justo en la misma gasolinera. Por último ascendemos por una carreterilla vecinal hasta que vemos a mano izquierda una pista sin asfaltar con una roca en medio para que no circulen coches. Aquí comenzamos la ruta verde que nos conducirá al túnel de Valverde. Acceso a personas con movilidad reducida.

El Mundo de Jaled se ha convertido en una referencia a la hora de descubrir lugares mágicos en Cantabria. Cada viernes, este joven castreño nos descubre un plan para disfrutar sin salir de la región y aquí podéis ver todas sus propuestas.