La innovación gastronómica también pasa por el ahorro

La innovación gastronómica también pasa por el ahorro

Chefs que acumulan 31 estrellas Michelin se incorporan a un programa piloto para reducir el coste energético

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Los detalles en un restaurante se cuidan al máximo. Desde la cubertería, pasando por la vajilla, exclusiva para cada plato, o la cristalería. Sin contar, obviamente, con las vueltas que hay que dar al menú para incorporar nuevas creaciones que gusten a comensal. El local es otro elemento fundamental. Hay que valorar el espacio con el que se cuenta, las ventajas del lugar y también los inconvenientes. Por ejemplo, que necesite mucha luz artificial para crear una atmósfera.

Además, hay que tener en cuenta el consumo que exige mantener cualquier cocina. Unos datos necesarios para saber dónde se usa demasiada energía o qué parcelas se pueden mejorar. Para conseguirlo, Gas Natural Fenosa ha presentado en Reale Seguros Madrid Fusión el Círculo de Eficiencia Energética, un programa que tiene como objetivo fundamental ayudar a los propietarios de establecimientos de restauración a alcanzar un consumo de energía responsable.

A este proyecto se han sumado chefs que acumulan entre todos 31 estrellas Michelin: Oriol Castro (dos estrellas), Quique Dacosta (tres estrellas), Ricard Camarena (una estrella), Marcos Morán (una estrella), Juan Mari Arzak y Elena Arzak (tres estrellas en España y una en Londres), Rodrigo de la Calle (una estrella), Nacho Manzano (dos estrellas), Diego Guerrero (dos estrellas), Mario Sandoval (dos estrellas), Martín Berasategui (ocho estrellas), Ángel León (tres estrellas), y los hermanos Sergio y Javier Torres (dos estrellas).

Estos cocineros tendrán a su disposición diferentes herramientas para saber qué hacen bien, dónde pueden mejorar o qué hay que cambiar. Entre esas herramientas, destaca Smart Energy Tool, un servicio que analiza los datos de consumo energético de un negocio para dar información útil que permita ahorrar tiempo y recursos en la gestión de la energía.

Mediante un servicio basado en un sistema de monitorización energética, el cliente recibe una serie de alertas informativas sobre imprevistos, informes periódicos sobre los consumos y el acceso a una aplicación web con el objetivo de ayudarle a gestionar su energía, aportando el conocimiento sobre sus consumos en detalle de forma sencilla.

Por otra, parte expertos de la compañía realizarán una auditoría ‘energética’ personalizada a cada restaurante, con el fin de aconsejar las mejores prácticas en sus hábitos de consumo energético facilitando el ahorro de costes y la reducción del impacto medioambiental de su actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos