Portugal, mucho más que Lisboa y Oporto

Vistas de la ciudad de Evora./
Vistas de la ciudad de Evora.

El país vecino, que se convierte en uno de los destinos turísticos de este verano, quiere dar a conocer la región del Alentejo

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Si España está viviendo un momento dulce para el sector turístico, Portugal no se está quedando atrás. El país vecino, donde la economía está repuntando de manera notable, se ha puesto de moda para este verano, y los operadores de viajes ya lo notan: el número de huéspedes en los hoteles está creciendo a ritmos del 6% y las pernoctaciones, al 7,7%. Además, las grandes ciudades, Oporto y Lisboa, el Algarve y las islas Madeira mantienen su pujanza y están a la altura de los mejores destinos de Europa.

Los expertos en turismo no son ajenos a estas tendencias. Así, Lonely Planet, que ha publicado una nueva guía sobre el país, ha seleccionado a Lisboa como la octava mejor ciudad para viajar, Azores como la tercera mejor región que visitar y la región de Alentejo como el sexto lugar 'Best in Europe'.

Precisamenta el Alentejo, la región interior más cercana a Extremadura, es una de las zonas que Portugal quiere dar a conocer. A la sombra de otros lugares, pero también con la ventaja de haberse salvaguardado de la 'invasión' que padecen otros lugares, se trata de un territorio de 27.000 kilómetros cuadrados y 300.000 habitantes, con una oferta hostelera de calidad que se sostiene sobre todo en las casas rurales.

"Alentejo es la región portuguesa más auténtica", explica Antonio Araujo, responsable de Comunicación de la Oficina de Turismo de Portugal en España. Por ejemplo, la gastronomía, basada en productos de la tierra, es uno de sus puntos fuertes, y destca el pan, base de platos tradicionales como las migas o el pan con aceite.

Alentejo es ideal para encontrar silencio y tranquilidad. Por eso, es un buen destino para turistas que buscan recorridos originales en bicicleta, caminar por parques originales aún vírgenes o realizar observaciones astronómicas. Para quien prefiera ciudades y pueblos, Elvas y Évora, ambas Patrimonio de la Humanidad, son visitas imprescidibles y Estremoz, Redondo, Castelo de Vide también tienen mucho encanto. Y quien quiera mar lo tendrá también en la parte del litoral de la región, con playas de arena finísima como en Vila Nova de Milfontes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos