Lunes, 31 de julio de 2006
Registro Hemeroteca

en

CANTABRIA

Verano Vivo
Paseo marítimo, Santander a la vista
Los veraneantes de la ciudad pueden disfrutar de una excursión por la bahía a lo largo de una hora
Sin duda, la costa es uno de los bienes más preciados que posee Santander. Muchos eligen un paseo por la bahía para admirar tal regalo paisajístico que la naturaleza y después, la acción del hombre con la construcción de bellas edificaciones, nos ofrece. Los Reginas nos da la posibilidad de hacer una bonita excursión por aguas del Cantábrico para apreciar tales vistas.

La aventura comienza en el Puerto Pesquero. La voz de un guía turístico sirve de acompañamiento a lo largo de toda la excursión, para informar a los pasajeros de los diversos aspectos históricos que engloban los lugares visitados. El Club Marítimo y el Museo Marítimo de Cantabria son los primeros puntos de interés que se pueden visionar.

Tras atravesar la playa de La Magdalena, y la Isla de la Torre, coloquialmente denominada Isla de los Ratones, el barco pasa cerca de La Horadada, el guía recuerda, en este momento, a los patronos de Santander, San Emeterio y San Celedonio.

Los pasajeros despliegan los mapas a medida que la embarcación sigue su camino rumbo a El Sardinero, uno de los lugares que más llama la atención entre los turistas de la expedición.

Mientras los bañistas de las playas embellecen la fotografía, el guía informa sobre algunas de las edificaciones más destacadas que se pueden observar, como el Casino o el Hotel Rhin, y uno de los lugares más vistosos y emblemáticos de Santander, los Jardínes de Piquío.

El 'Regina Once' llega al Faro de Cabo Mayor que, nacido en 1938, se presenta como el más antiguo de Santander. El viaje, en su ecuador, continúa su camino en alta mar en dirección ahora a la playa de Somo, de dos kilómetros de longitud y cercana al arenal de Loredo, que también se puede ver desde la embarcación.

Después, mientras el barco atraviesa la singular playa de El Puntal, los pasajeros pueden apreciar como un gran número de navegantes a bordo de barcos de vela, yates, y otras embarcaciones más humildes se adueñan del Cantábrico. El barco se encamina ya hacia el lugar desde donde partió una hora antes.

La excursión, un éxito

Avelina Bedia, una de las taquilleras, asegura que «estas expediciones son todo un éxito» y que la hora punta de esta ruta es «desde las 17 hasta las 19.30 horas», aproximadamente. Por otro lado, Bedia recuerda el fuerte temporal de hace unos días y afirma que «por suerte, no había ninguna embarcación en el mar en ese momento». Además, la compañía Los Reginas pone a disposición de los veraneantes otra ruta completamente distinta, un inolvidable paseo por la ría de Cubas, todos los días a las 17, con una duración de dos horas y media. También hay viajes Santander-Pedreña-Somo a lo largo de todo el día, cada cuarto de hora.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo