Domingo, 10 de septiembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

SOCIEDAD

Domingo - II
Chancletas fuera, llega el calcetín
Chancletas fuera, llega el calcetín
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

JUAN CARLOS FLORES-GISPERT Acabo de empezar el tratamiento de choque para afrontar el otoño. Desgraciadamente, el verano se nos va poéticamente entre los dedos. Reviso mi mochila para retomar los baños en la piscina y, mientras comparto una taza de té con María Dolores Pradera y el tenor catalán Josep Carreras (que me cantan sólo para mí 'La vida a veces es tan breve...', con letra de Jaime Gil de Biedma), repaso los recortes de la prensa, guardados a la espera del momento propicio para devorarlos en el primer día de tranquilidad.

Dicen los 'papeles' que un producto infalible para recuperar la piel después de tomar el sol y eliminar las manchas es aplicar aceite de rosa mosqueta. Buena idea, tengo manchas en un papo y en una mano. La citada rosa está de ultramoda este año. En otro recorte se cuenta que la circulación sanguínea en el órgano sexual masculino mejora si se toman postres a base de regaliz, lavanda o vainilla. Tercer recorte de prensa: cómo hacer una ensalada de lentejas ¿¿con codillo de cerdo, mayonesa, pepinillo y mostaza en grano!! Esto debe engordar 'la tira', pienso para mis adentros. Junto a la receta de las lentejas hay un buen artículo de Manuel Martín Ferrand, el veterano periodista, veraneante en Cantabria y que sabe mucho de nuestra gastronomía regional. Habla de la bondad de las croquetas de bacalao, gambas o chorizo. Las hay hasta de queso de Tresviso. Me gustan más las verduras, en especial las que me trae mi prima segunda Linuca, de Ampuero. Y las de José Martínez, de su huerta de San Miguel de Aras.

Paso de los recortes ligeros a los de más enjundia. Ignacio Buqueras i Bach, presidente de la Comisión para la Racionalización de Horarios, dice que «el trabajo no es un fin, excepto para un enfermo. Lo importante no es estar, sino hacer». El señor es natural de Reus (Tarragona), lo mismo que mi abuelo don Joaquím Gispert i Doménech. Leo una entrevista que le hacen en su casa a Isabel Allende, la ultraconocida escritora chilena; explica que su truco para tener buen aspecto es «mucho maquillaje y dos veces al año me hago un tratamiento de láser para quitar las manchas, arrugas y venitas».

Tino Sayago, un amigo de Zamora, me hace ver que por el Paseo de Pereda de Santander la gente va sacándose la lengua. Es cierto, pero nadie se enfada. Van comiendo helados en cucurucho, que es una de las cosas más ordinarias que conozco. Como todo el verano, ordinario y mal oliente por excelencia. Siento hablar con toda crudeza, pero estamos rodeados de horteras. José Luis de Vilallonga lo dice: en España ya no queda gente elegante. Salvo Nati Abascal, según él. Mi asistenta, Daisy, no sabe quién es. Ni falta que le hace.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo