Martes, 26 de diciembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

CANTABRIA

Cantabria
HICHAM ALMOUFAKIR Y JUAN JESÚS DÍEZ EDUCADORES/MEDIADORES / «La gente desconoce totalmente qué es una casa de acogida»
Dos profesionales defienden que la fórmula funciona
HICHAM ALMOUFAKIR Y JUAN JESÚS DÍEZ  EDUCADORES/MEDIADORES / «La gente desconoce totalmente qué es una casa de acogida»
Juan Jesús Díez, de 24 años, e Hicham Almoufakir, de 35, en la casa en la que trabajan. / A. FERNÁNDEZ
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

-En los últimos meses ha habido ciertas críticas a la fórmula de las casas de acogida que se ubican en urbanizaciones. Desde la experiencia diaria, ¿creen que ésta es la manera de enfocar el problema?

-Hicham: En estas casas dan el primer paso para la integración social, así que es necesario que la estancia de los chicos sea lo más normal posible. Ellos cogen el autobús, van a clase A mí me parece que todo está pensado para que salga bien, siempre que nosotros hagamos nuestro trabajo y que es imposible pensar que no va a haber roces o conflictos.

-Juan Jesús: La fórmula es la adecuada, aunque todo se puede pulir. Si se trata de normalizar e integrar, no se puede meter a los chavales en un gueto. Cuando se radicalizan las situaciones es cuando se les trata como a personas diferentes. Aquí, los jóvenes tienen una pequeña sociedad con la que relacionarse y pocas tentaciones. Yo creo que funciona.

-¿Es duro trabajar en este ámbito?.

-H: Claro, pero es muy satisfactorio cuando ves los frutos del trabajo. Y nosotros hemos visto a muchos chicos evolucionar de forma magnífica.

-J. J.: Es duro. Desgasta porque hay mucho roce personal. No tratamos con máquinas, tratamos con personas con las que, además, cada día el problema es distinto. Se necesita una gran implicación personal y es complicado a veces se ven de cerca situaciones difíciles. Pero bueno, también eso mismo es el reto, lo gratificante del trabajo.

-¿Qué habilidades especiales debe tener un educador en un centro como éste?

-H: hay que saber observar, saber escuchar. Saber por qué estás aquí. También creer en los principios de la Cruz Roja. Personalmente, yo quiero ayudar a cambiar la imagen de mi país, (Marruecos) y de los africanos.

-J. J.: sentido común y paciencia El convencimiento de que estas haciendo algo importante por la sociedad, que estás dando algo tuyo para que las cosas vayan mejor. Ayudar a estos chicos es contribuir a mejorar la sociedad.

-¿Consideran que la sociedad entiende el trabajo que hacen? ¿Piensan que cuentan con el apoyo externo?

-H.: Fuera hay de todo. Desde la persona que nos trae sandías o peras para los chicos, a los que nos miran con recelo. Es normal que el que no nos conoce, sienta cierto recelo.

-J. J.: La gente desconoce totalmente lo que hacemos. En general, se tiene una idea muy errónea. Cuando cuentas en tu entorno familiar o de amigos algún caso concreto, cambia por completo su percepción del problema.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS