Sábado, 17 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

CULTURA

Arte
Iconos del exilio
La UC expondrá desde septiembre los frescos sobre la guerra que el pintor cántabro Luis Quintanilla realizó para la Exposición Universal de Nueva York de 1939 Los murales, que ahora serán restaurados, reposan en el Paraninfo tras una compleja 'operación de rescate' de las obras que, tras décadas de olvido, aparecieron en en una sala de cine
Iconos del exilio
El rector Federico Gutiérrez Solana, la historiadora Esther López Sobrado y el director de exposiciones Javier Gómez junto a un mural. / A.FERNÁNDEZ
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Los simbólicos murales del santanderino Luis Quintanilla están ya en España. Han regresado «heridos, mayores, cansados», como muchos de los exiliados que volvieron y cuyo espíritu el artista simbolizó en estos cinco frescos que denuncian 'el sufrimiento, la pérdida de valores y el dolor' que conlleva cualquier guerra. A la espera de una necesaria pero no dramática restauración, las obras forman parte ya del Paraninfo de la Universidad de Cantabria donde recalaron el pasado día 15 tras un largo periplo en el que la historia, el olvido y las desapariciones se sucedieron durante décadas. El azar, la suerte y, sobre todo, el empeño decidido de la historiadora del arte Esther López Sobrado fueron determinantes en el éxito de la operación de rescate de los frescos de Luis Quintanilla. Tras décadas ocultos, aparecieron en un cine porno de Nueva York en 1990. Después se les perdió la pista.

La intrahistoria de estos murales de gran valor histórico y artístico -'Pain' ('Dolor'), 'Hunger' ('Hambre'), 'Destruction' ('Destrucción'), 'Flight' ('Huida') y 'Soldiers' ('Soldados')- contiene numerosos paralelismos con el 'Guernica' de Picasso, ya desde su nacimiento, por cuanto la obra universal del pintor malagueño y los frescos del artista santanderino surgen de dos encargos del mismo gobierno español para sendas citas internacionales: la primera, a Picasso para la exposición de París de 1937; la de Quintanilla con destino al pabellón en la Exposición Universal de Nueva York del 39. Curiosamente la misma empresa de transporte que hace ahora 25 años trajo el 'Guernica' a España, se ha encargado ahora del periplo Nueva York-Luxemburgo- Santander en el regreso de estos cinco enormes paneles pintados sobre placas de hormigón.

Sentido poético

La fuerza de los frescos reside en su sentido poético. El artista no relata un hecho concreto, sino que «denuncia el dolor, la destrucción y el horror que toda guerra produce, así como la desolación que deja tras de sí». Las figuras que aparecen «no protestan ni se quejan de la guerra, simplemente la sufren: son fantasmas vagando por una tierra destruida».

Quintanilla concibió las obras como una especie de retablo. En ellas se refleja el «excelente dibujante» que fue y su sensibilidad a la hora de plasmar los sufrimientos de una contienda civil, en claro paralelismo con el 'Guernica', del que sin embargo se diferencia por su realismo a la hora de perfilar las figuras. Aunque a partir de 1927 se convierte en uno de los más prolíficos autores de frescos, sólo se conserva uno de ellos, titulado 'Mujeres', en el Museo Reina Sofía de Madrid, lo que da aún más valor a la obra recuperada. Ahora, bajo las 'nubes' de Agustín Ibarrola los cincos frescos del exilio se ubican en el vestíbulo del Paraninfo de la UC como rúbrica de un sueño que se vivirá definitivamente a partir de septiembre cuando las obras ya restauradas sean exhibidas al público. El coste de la recuperación y restauración será afrontado por la institución académica bajo el mecenazgo del Santander. Adquirir las obras, realizar las gestiones, traerlas desde Nueva York hasta Cantabria y restaurarlas supondrá 140.000 euros, muy lejos de las cifras astronómicas que se barajaron hace 17 años.

El trayecto de este rescate tiene su origen en ese 1990 cuando los frescos fueron descubiertos en los pasillos del cine de vanguardia 'The Bleecker Street Cinema', reconvertido después en una sala porno cuyo dueño pidió entonces por las pinturas 2 millones y medio de dólares, por lo que no llegó a producirse la compra de la que desistió el Ministerio de Cultura. Ya en 2004, con el respaldo de la Universidad de Cantabria, tras una muestra en Santander de los dibujos del artista, se volvió a negociar con el propietario de los frescos, que los tenía almacenados en un garaje, y que había rebajado el precio a 1,5 millones de dólares, cantidad que, finalmente, quedó fijada en 100.000 dólares.

En la presentación, el rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, subrayó ayer la importancia de este «rescate cultural», que «va a permanecer en el tiempo» y que «es un símbolo de la relación entre la Universidad, la cultura y la defensa de los derechos humanos».

Por su parte, el director del Área de Exposiciones, Javier Gómez, ha sido otro de los artífices de la exitosa operación de rescate de unas piezas que suponen una «emocionante aventura de homenaje a la cultura española». El rector destacó que, una vez restauradas, las obras formarán parte de los itinerarios culturales de Cantabria. «Darles el valor que merecen es una muestra de madurez de nuestra sociedad», añadió.

El rector agradeció la colaboración de Esther López Sobrado -que puso a la UC en la pista de los frescos-; de la Fundación Bruno Alonso -depositaria de la colección del legado de Paul Quintanilla-; de la Obra Social de Caja Cantabria y del equipo de la Universidad que han participado en este proceso. Javier Gómez destacó el apoyo ofrecido por el actual Ministerio de Cultura a las gestiones de la UC. Con la adquisición -señaló López Sobrado- «culmina un sueño de hace 17 años». La historiadora, cuya querencia por la creación de Quintanilla es profunda y apasionada, definió de manera lúcida y metafórica el significado de esta recuperación: «estas obras suponen un intento de recuperación de los exiliados puesto que, como ellos, vuelven a España mayores, cansados y heridos, aunque la rehabilitación a la que se someterán permitirá que recuperen su lozanía».

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS