Domingo, 18 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

SOCIEDAD

Domingo - II
PASIÓN VEGA, CANTANTE / «Oí gritar: ¿Viva la madre que te parió! Y dicen que aquí es inusual»
La artista cuenta que el público cántabro «entró muy bien en la magia de la música»
PASIÓN VEGA, CANTANTE / «Oí gritar: ¿Viva la madre que te parió! Y dicen que aquí es inusual»
Pasión Vega, en un momento del concierto ofrecido en Santander. / SE QUINTANA
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

-Su participación en el homenaje 'Mujeres para Mujeres', organizado por el Gobierno de Cantabria, ¿fue casual o forma parte de un compromiso más amplio?

-Supongo que pensarían en mí por el contenido de mi música, en la que llevo un mensaje de esperanza. Más que feminista, me gusta cantarle a las mujeres, de la valía que tenemos, de nuestra forma de amar... Y siempre que puedo echar una mano en algo referido a la defensa de nuestros derechos, estoy presente.

-¿Cómo ha respondido el público santanderino?

-Pues muy bien, es un público fantástico. Muchas iban por la gala, algunas no conocerían mi núsica, pero fue estupendo. Entraron en la magia de las canciones, la poesía. Salí muy contenta.

-Aunque nacida en Madrid, dicen que es andaluza de los pies a la cabeza, ¿cómo se siente por estas latitudes?

-(Risas) El público es muy diferente de una ciudad a otra. Me gusta ver la cara de felicidad, la expresividad... En Andalucía se suelen comunicar con el artista, pero en Santander hasta me gritaron: «¿Viva la madre que te parió!», y me dijeron luego que aquí no es muy habitual... El silencio también es un tributo al artista. No me desanimo cuando el público es más silencioso.

-La Constitución Española y usted nacieron el mismo año, ¿esto marca?

-Supongo que sí. Los jóvenes que nacimos en aquellos años somos más comodones, siempre en democracia con unos derechos que parece que nos vienen dados con varita mágica. A veces se te olvida que otros lucharon por ello. Tiene que servirnos para seguir peleando.

-Al principio utilizaba su verdadero nombre: Ana María Alias Vega. Y un día se rebautizó Pasión Vega, buena elección...

-Sí, fue muy acertado, aunque al principio lo veía un poco grande para mí, porque era muy jovencita. Pero ese nombre me parece soñador y muy lindo para poner en un luminoso.

-Sorprende la variedad de estilos que toca: coplas, swing, habaneras, boleros, tangos flamencos, jazz... ¿Qué le falta?

-Me faltan muchos, pero estos son con los que más cómoda me siento. Ahí están los ritmos con los que me identifico, son más propicios para mi tipo de voz y mi forma de cantar.

-Cuéntenos cómo ha sido cantar con Antonio Banderas la canción 'Soñando contigo', de su último disco.

-¿Fantástico! Sólo el hecho de compartir con él dos días de trabajo es una experiencia para recordar siempre. Es un encanto. Cuando acabamos, Melanie escuchó la grabación, se emocionó, nos lanzó piropos a los dos por lo bien que lo habíamos hecho. Él, además de ser un currante, canta muy bien.

-Dice Joaquín Sabina que usted canta «como si tuviese un viejo dentro».

-(Risas) Si lo dice el maestro, ¿que viva él! Estuve en su casa y me puso rancheras de Lola Beltrán, le gustan las cantantes añejas, las clásicas. Y me halaga mucho que piense que le recuerdo a ellas.

-¿Y qué música escucha usted?

-Un poco de todo. Desde Sinatra a cantautores, música celta, clásica, el pop español actual también me interesa... Soy bastante abierta.

-¿Cómo es cuando nadie la ve?

-(Risas) Risueña, tranquilita, me gusta estar con los amigos, tomar un café con la familia, ir al cine, al teatro... Llevo una vida bastante sencilla y casera cuando no estoy viajando, que es raro.

-Como aquella banda sonora que cantó para la comedia 'Cosas que hacen que la vida valga la pena', ¿cuál es su lista?

-Hay muchas cosas que merecen la pena. El paisaje de las montañas de Cantabria, los amigos, la familia, los niños...

-¿Dónde hay que buscarla el día que se pierda?

-¿En Cádiz! En el barrio de La Viña. Tiene mucha solera, la gente es muy graciosa... Te ríes mucho allí.

-Cierto, usted también se ríe mucho.

-La risa y la alegría la heredé de mis abuelas y de mi madre.

-¿Con quién comparte sus éxitos?

-Con los que viajan conmigo, mi secretaria, mi manager, mi pareja y los músicos. Cuando un concierto ha salido bien nos vamos por ahí a celebrarlo.

-¿Y sus fracasos?

-Suelo pasarlos sola. Quizás me aferro más a los míos. Esto sí que no lo viviría con mis músicos (Risas).

-¿Qué tenemos que regalarle para acertar siempre?

-Con un libro aciertas seguro.

-Una meta profesional por alcanzar.

-Abrir nuevos escenarios en Hispanoamérica. Ya hemos estado en Santo Domingo y queremos ir a Argentina, Puerto Rico... Que el disco se edite allí y en otoño ir a dar conciertos. Esa es mi meta más cercana, que alcanzaremos si Dios nos da salud y suerte.

-Pida un deseo.

-Ya que estuve en Santander en una gala de mujeres, con muchos sueños y expectativas, que todas los puedan cumplir. Y que el Día de la Mujer deje de existir, porque significará que estamos a la par en todo lo que esperamos. ¿Por qué no? Vamos a soñar alto. No es imposible.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS